presentada por
Menú
Notable goleada al Stuttgart

El Bayern Múnich brindó un gran espectáculo

Cuando uno ingresa al sector de prensa, en la Allianz Arena de Múnich, en el pasillo se puede observar un tablero grande. Allí están listados por años, todos los títulos ganados por el Bayern Múnich. En la parte donde se lee Copa DFB alemana, ya está inscrito el número 2008. Desde el domingo, ya está claro que donde dice Bundesliga, el número 2008 también tendrá que ser actualizado pronto.

"Sí, pienso que ya somos campeones y usted me puede felicitar. Es imposible que alguien nos pueda desplazar del primer puesto", dijo Uli Hoeness después de la notable goleada 4:1 sobre el actual campeón alemán VfB Stuttgart. Cuatro jornadas antes del final de la temporada, el Bayern suma 12 puntos de ventaja sobre el Schalke 04 y el Werder Bremen. Además, tiene la mejor diferencia de gol, por lo que el 21er título de Bundesliga está prácticamente asegurado. "Ya no nos puede pasar nada", reconoció Ottmar Hitzfeld.

Veh elogió a Hitzfeld

"Ya nadie nos puede quitar el título de la Bundesliga", aseguró también Karl-Heinz Rummenigge. Matemáticamente, al Bayern sólo le falta un punto para celebrar el campeonato. "Aún no somos campeones. Todavía no tenemos la "ensaladera" en nuestras manos", advirtió sonriente Mark van Bommel. El próximo domingo, en el campo del Wolfsburgo, el conjunto bávaro podría recibir la peculiar "ensaladera" que proclama al campeón de la Bundesliga. En caso de no sumar puntos ante el Wolfsburgo, el Bayern tendrá la oportunidad de hacerlo tres días después en casa contra el Arminia Bielefeld.

Sin duda, en la historia de la Bundesliga no ha habido un equipo que se haya merecido el título más que este Bayern de Múnich. Desde la primera jornada, los pupilos de Ottmar Hitzfeld son los líderes de la competencia y además han sufrido apenas dos derrotas en lo que va de la temporada. Una de ellas fue en el partido de ida contra el Stuttgart. Sin embargo, esa cuenta pendiente fue saldada el domingo con una espectacular goleada 4:1. Tras el partido, Armin Veh felicitó a Hitzfeld. "Felicitaciones a Ottmar Hitzfeld porque nuevamente logró formar a un gran equipo y salir campeón", dijo el técnico del Stuttgart.

Los cambios fueron claves

El destronado campeón alemán había viajado a Múnich con el objetivo de sumar algún punto en la Allianz Arena, pero se encontró con un conjunto bávaro muy inspirado. Muy temprano en el partido, Luca Toni (8.) abrió la cuenta para el local y sumó su 21er gol en la Bundesliga. A pesar de que el Stuttgart logró el empate parcial, a través de Antonio da Silva (19.), el Bayern no sintió el golpe y nuevamente se adelantó, esta vez gracias a un tanto de Mark van Bommel (55.).

"Estoy muy contento con el rendimiento mostrado por el equipo. Yo pensaba que en el segundo tiempo el Stuttgart mejoraría, pero no fue así. Al contrario, nosotros fuimos cada vez más superiores", se mostró feliz Rummenigge. La clave del partido estuvo en los cambios realizados por Hitzfeld. El ingreso de Zé Roberto y Franck Ribéry le dio un nuevo aire al equipo. En dos minutos (75., 76.), Ribéry sentenció el encuentro con dos goles realmente extraordinarios.

El Bayern imbatible en casa

"Con el ingreso de Ribéry, el equipo mejoró mucho. Es increíble lo bien que juega este muchacho. Realmente es un mago con el balón en los pies", alabó Rummenigge y enseguida agregó: "El público está disfrutando mucho con los partidos del Bayern." Sin duda, en casa el conjunto bávaro ha demostrado un fútbol atractivo y exitoso en lo que va de la temporada. "Hace rato que estoy disfrutando con los partidos de nuestro equipo en la Allianz Arena. Verlos jugar aquí es una verdadera fiesta", agregó Hoeness, quien sin duda ha cosechado los frutos de haber invertido mucho dinero en la plantilla el verano pasado.

"Eso es lo que nosotros tres queremos (la directiva compuesta por Rummenigge, Hoeness y Hopfner). Que la gente disfrute con el equipo del Bayern", afirmó Hoeness y luego añadió: "Lo que estamos viviendo en las últimas semanas es hermoso. El público está muy entusiasmado y contento. Hace mucho tiempo que no veíamos a la gente celebrar tanto un gol o un simple cambio. Eso era lo que nosotros queríamos recuperar en este club y pienso que vamos por un buen camino."

Con confianza a Rusia

A nivel nacional, el Bayern ya logró su objetivo. Ganar la Copa y la Liga alemana. Ahora falta cumplir con la meta a nivel internacional. Este jueves en San Petersburgo, el conjunto bávaro luchará por lograr el pase a la final de la Copa UEFA. Tras el 1:1 en el partido de ida, la tarea no será fácil, pero en Múnich están confiados de poder lograr la clasificación en suelo ruso. Por lo mismo, los jugadores decidieron no festejar tras el 4:1 sobre el Stuttgart, sino concentrarse inmediatamente en la tarea del jueves. "Sabemos que no será fácil, pero viajamos con la confianza a tope y optimistas de lograr la clasificación en Rusia", concluyó Hoeness.