presentada por
Menú
Visita al estadio

Klinsmann lo había acordado con Hitzfeld

Karl-Heinz Rummenigge reaccionó con asombro este sábado, tras enterarse de que la visita al estadio del futuro entrenador del Bayern, Juergen Klinsmann, en el partido contra el Getafe, provocó molestia en el vestuario bávaro. "La verdad es que no entiendo cuál es el problema", dijo el presidente de la junta directiva bávara.

Rummenigge afirmó que el equipo no sabía de la presencia de Klinsmann en el estadio, por lo tanto es "imposible que se haya sentido incómodo." Además, el directivo bávaro confirmó que Ottmar Hitzfeld y Klinsmann habían acordado la visita al estadio de éste último.

Hitzfeld estaba de acuerdo

"Juergen habló con Ottmar y le preguntó si le parecía bien que fuera al estadio para el duelo con el Getafe. Y Ottmar le dijo que no tenía ningún problema. Es más, le dijo que esperaba que pudiera presenciar un buen partido. Si a Ottmar le hubiese molestado la presencia en la tribuna de Juergen, se lo habría dicho en aquella conversa", dijo Rummenigge.

El presidente de la junta directiva bávara exigió mantener la calma. "Estamos viviendo un excelente presente deportivo y no deberíamos hacernos problemas nosotros mismos", sostuvo Rummenigge.