presentada por
Menú
Último partido de visita

El Bayern cumplió su tarea en Duisburgo

En la penúltima jornada de la Bundesliga, el Bayern de Múnich volvió a confirmar que es un digno campeón. El conjunto bávaro le ganó 3:2 como visitante al Duisburgo y lo mandó a la segunda división del fútbol alemán. Para el conjunto local fue la decimaprimera derrota en casa esta temporada y tras sólo un año en primera división, ha perdido la categoría.

Antes del partido, los directivos del Duisburgo, le obsequiaron un ramo de flores a Ottmar Hitzfeld y una cebra a Uli Hoeness, por la obtención del 21er título de Bundesliga. Los que pensaban que el Bayern agradecería los regalos dejando algún punto en Duisburgo se equivocaron.

Hitzfeld lamentó el descenso del Duisburgo

El campeón alemán, que no pudo contar con la presencia de Franck Ribéry, Luca Toni, Miroslav Klose, Hamit Altintop y Lucio, se adelantó tempranamente en el marcador. A los tres minutos de juego, Andreas Ottl abrió la cuenta y enseguida Lukas Podolski (18./20.) alargó las cifras. "Estamos muy tristes. El descenso era algo que se veía venir. Hemos cometido errores a lo largo de toda la temporada y ahora lo estamos pagando", dijo el entrenador del Duisburgo Rudi Bommer.

"Siento mucho que el Duisburgo haya descendido", afirmó Hitzfeld y enseguida agregó: "Pero deberían haber sacado más puntos en los otros partidos. Contra el Bayern es muy difícil sumar unidades. Estoy muy conforme porque el equipo hizo un buen partido. Nuestra idea era ganar para no alterar la competencia en una fase tan decisiva como esta."

Comprometidos hasta el final

Por su parte, Bastian Schweinsteiger opinó lo mismo. "Jugamos como si aún estuviéramos luchando por algo. Nuestra idea es comportarnos de manera justa porque otros equipos están jugándose cosas importantes. Nosotros también fuimos beneficiados hace un par de años cuando el Unterhaching le ganó al Leverkusen", dijo el jugador bávaro, haciendo referencia al título logrado en la temporada 1999/2000, cuando en la última jornada el Unterhaching le dio una mano al Bayern.

Hitzfeld se mostró conforme con el triunfo logrado en Duisburgo. "Tuvimos la suerte de ponernos muy temprano en ventaja. Eso fue clave", analizó el técnico bávaro y luego añadió: "El Duisburgo mejoró mucho en el segundo tiempo y tuvimos que luchar hasta el final para lograr los tres puntos."

Extraño gol en contra

En el inicio del segundo tiempo, Mihai Tararache (48.) y Markus Daun (53.) descontaron para el conjunto local. El segundo tanto fue muy curioso. "Fue un gol muy extraño, el balón rebotó y se fue al fondo de la red. Normalmente uno no recibe un gol así", dijo Marcell Jansen y luego agregó: "Incluso Olli Kahn se rió por lo curioso que fue el gol. Después despertamos nuevamente y le podríamos haber marcado dos o tres goles más al Duisburgo."

Efectivamente, en la fase final del encuentro, el Bayern desaprovechó una serie de ocasiones claras de gol. Schlaudraff, Podolski, Schweinsteiger y Sosa no fueron capaces de batir al buen portero del Duisburgo Tom Starke. "Si estás luchando contra el descenso, no puedes jugar así como lo hicimos nosotros en algunos pasajes del partido", lamentó el guardameta local.