presentada por
Menú
Cariñoso recibimiento en la India

El Bayern de Múnich llegó a Calcuta

Esta vez, los siete jugadores sub 19, que viajan con la delegación bávara, fueron las nuevas víctimas de Mark van Bommel y Christian Lell. Durante el vuelo de Bali a Calcuta, los juveniles bávaros sufrieron sendos ataques con pasta de dientes mientras dormían. Las bromas en los vuelos se han transformado en algo común durante la gira por Asia. Sin duda, el ánimo en el conjunto bávaro está por las nubes, más aún después de dos días y medio de estadía en la paradisíaca isla de Bali.

"Bali es una isla maravillosa. A pesar de que sólo estuvimos casi tres días, pudimos descansar mucho", dijo Michael Rensing, quien al igual que el resto de sus compañeros disfrutó jugando tenis, voleibol, golf o simplemente estando en la piscina o la playa. "Estuvimos en un hotel espectacular. Descansamos mucho y disfrutamos del buen tiempo. Fueron días geniales", comentó Andreas Ottl.

Mucho entusiasmo

El domingo por la mañana, el Bayern se despidió de la "Isla de los Dioses" y emprendió el rumbo hacia la India. Tras seis horas de vuelo, la delegación bávara aterrizó en el aeropuerto de Calcuta. Esta ciudad de 15 millones de habitantes es conocida como la "ciudad de la alegría".

Apenas bajaron del avión, a los jugadores bávaros les quedó claro por qué la ciudad es llamada así, ya que fueron recibidos con mucho cariño. Toda la delegación bávara fue recibida con un ramo de flores. "En el aeropuerto ya se notó lo entusiastas que son los hinchas aquí. Pienso que acá el fanatismo es aún más grande que en Yakarta", dijo Ottl.

Partido amistoso el martes

Y sin duda, el volante alemán tiene razón. A la primera conferencia de prensa, en el hotel de concentración, asistieron cerca de 100 periodistas y 20 camarógrafos. Además, por todos lados se observan fanáticos con camisetas del Bayern. "Sabíamos que en la India existe mucho fanatismo por el fútbol y por el Bayern Múnich", se mostró poco sorprendido Uli Hoeness.

Este martes, el conjunto bávaro jugará un partido amistoso contra el Mohun Bagan AC. El encuentro, contra el club más antiguo de Asia, se disputará en el Salt Lake Stadium, ante la presencia de 120.000 espectadores. Pero antes, el Bayern deberá cumplir algunos compromisos sociales.

Ansiosos por conocer la India

La primera actividad del Bayern, tras arribar a Calcuta, fue visitar un torneo de fútbol juvenil organizado por la policía local. Enseguida, la delegación bávara recorrió un poco la ciudad, para obtener las primeras impresiones de la vida hindú. "Los jugadores están muy ansiosos por conocer la India. La mayoría de ellos nunca ha estado aquí", contó Hoeness.

En la noche, el patrocinador del Bayern, Lufthansa, invitó a la delegación a cenar en un restaurante. Después de la cena y tras un cansador día, los jugadores y directivos bávaros se retiraron hacia sus habitaciones.