presentada por
Menú
2da estación en Asia

El Bayern Múnich ahora está en Bali

Tras el final del partido, en el estadio Gelora Bung Karno de Yakarta, los fanáticos indonesios del Bayern ingresaron a la cancha. Todos querían sacarse una foto o simplemente darles la mano a sus ídolos. En todo momento, el conjunto bávaro sintió el enorme cariño de la gente y sin duda, los jugadores no se olvidarán de la experiencia vivida en la capital de Indonesia, el miércoles por la tarde.

El triunfo 5:1 sobre la Selección de Indonesia fue el momento cúlmine de la estadía de dos días en el país asiático. "Hasta ahora, el viaje ha sido fantástico. Todo está muy bien organizado", se mostró contento Ottmar Hitzfeld y enseguida agregó: "Es increíble el cariño que nos ha demostrado la gente. Nos hemos dado cuenta de que el Bayern es muy querido aquí."

Próxima estación: Bali

Este jueves por la mañana, la delegación bávara partió rumbo a Bali. Bali es una isla ubicada a 2.000 kilómetros al oeste de Yakarta. Allí el Bayern se quedará hasta el domingo y la idea es descansar. "En Bali descansaremos un poco. Disfrutaremos al máximo nuestra estadía allí y jugaremos un poco de golf", sostuvo Hitzfeld.

Tras 90 minutos de vuelo y a las 12:30 hora local, aterrizó el avión con la delegación bávara en la isla. "He escuchado hablar mucho sobre esta isla. Me alegra poder conocerla ahora", afirmó Christian Lell.

Un verdadero paraíso

En un hermoso hotel, al lado de la playa, el Bayern descansará hasta el domingo de la exigente temporada, en la cual jugó 57 partidos oficiales. Tomando en cuenta los 30 grados de temperatura que hay, sin duda, los jugadores pasaran mucho rato en el agua. Además, jugarán golf y recorrerán la isla.

El objetivo de la estadía en Bali es relajarse y disfrutar. "Nos relajaremos totalmente. Estos serán los primeros tres días libres seguidos desde enero", dijo Lell. La "Isla de los Dioses", como le dicen a Bali, es un verdadero paraíso, donde el campeón del fútbol alemán recuperará fuerzas.