presentada por
Menú
Bernd Dreher dice adiós

'Estoy feliz de haber formado parte del Bayern'

Tras 12 años en el Bayern de Múnich, Bernd Dreher se despide del conjunto bávaro y del fútbol. El sábado, durante los festejos en el Marienplatz, Bastian Schweinsteiger tomó el micrófono y pidió un aplauso para el eterno portero suplente bávaro. Dreher tomó la ensaladera de campeón y dio un paso hacia adelante. Los 30.000 aficionados presentes ovacionaron al guardameta alemán. "Fue un gesto muy lindo de los muchachos", reconoció Dreher en diálogo con fcbayern.de.

En todo el tiempo que estuvo en el Bayern, Dreher nunca jugó un rol principal, pero siempre estuvo dispuesto a ayudar cuando se le necesito. Y eso se agradece. Desde 1996, jugó en total 13 partidos de Bundesliga y dos en la Copa de la Liga con la camiseta bávara.

Muchos títulos

Es cierto que no fueron muchos los partidos que disputó, pero lo que sí consiguió en abundancia fueron títulos. 21 en total. Ocho veces fue campeón de la Bundesliga, seis veces ganó la Copa DFB alemana, cinco veces la Copa de la Liga y una vez la Champions League y la Copa Intercontinental. "Me alegra haber ganado tantos títulos. Estoy feliz por haber podido formar parte del Bayern", dijo Dreher.

Cuando llegó al Bayern en 1996, proveniente del Uerdingen, el portero sabía que las opciones de jugar serían escasas. "Sabía perfectamente que me habían fichado para ser el segundo portero del equipo. Pero no quería dejar pasar la oportunidad de poder jugar en el mejor club de Alemania", cuenta Dreher.

Buena relación con Kahn

Según Dreher, su relación con Oliver Kahn siempre fue buena. "Al comienzo Oli no sabía bien cómo tratarme. Pero enseguida le dije que aceptaba absolutamente que él fuera el portero titular y que mi objetivo era ayudarlo en lo que pudiera", sostuvo el portero.

"Aún no sé qué haré ahora", dijo Dreher, pero inmediatamente aclaró que lo suyo es ser entrenador de porteros. "No podría estar sentado en una oficina", dijo y enseguida agregó: "He trabajado muchos años con Sepp Maier y Oliver Kahn. Dos de los mejores porteros del mundo, así que espero encontrar pronto un equipo para poder trabajar. Estoy triste porque se acaba mi época en el Bayern, pero a su vez contento porque empieza una nueva etapa en mi vida."