presentada por
Menú
Emotiva despedida a Hitzfeld y Kahn

Todo Múnich celebró el final de temporada

El Bayern de Múnich se despidió de la temporada 2007/08 con una espectacular goleada 4:1 sobre el Hertha Berlín. En el último partido oficial de la temporada, que estuvo enmarcado por la emotiva despedida de Ottmar Hitzfeld y Oliver Kahn, el conjunto bávaro realizó una notable actuación. Tras el triunfo, Uli Hoeness se mostró optimista de cara al futuro. “Nuestro objetivo no es ser sólo en Alemania el número uno. También queremos serlo en Europa”, dijo el director deportivo bávaro y enseguida agregó: “Haremos todo lo posible por lograr esa meta pronto.”

69.000 hinchas presenciaron el partido en la Allianz Arena de Múnich y después del triunfo miles de personas salieron a la calle para saludar a los campeones de la Bundesliga. Los jugadores, el cuerpo técnico y los directivos bávaros partieron en una caravana hacia Marienplatz, donde esperaban 30.000 fanáticos. “La verdad es que he vivido muchas cosas, pero nunca había visto a tanta gente celebrando en la calle. No me lo esperaba, es increíble“, dijo Hoeness.

Hitzfeld muy emocionado

Los principales protagonistas de la fiesta vivida ayer, fueron sin duda Ottmar Hitzfeld y Oliver Kahn. “Ahora ya puedo reír nuevamente. Estoy muy feliz y agradecido de la despedida que me brindó la gente”, afirmó el técnico bávaro después de su último partido como entrenador del Bayern. Antes del partido contra el Hertha Berlín, Hitzfeld fue despedido oficialmente por la directiva del club. El técnico se emocionó mucho y dejó caer más de una lágrima. “Fueron lágrimas de alegría. Siete años y medio en el Bayern es algo que no se olvida tan fácil”, comentó el DT.

Por su parte, Kahn también se mostró contento y agradecido por todo lo vivido el sábado. “Disfruté al máximo el ambiente que rondaba el partido. Sobre todo el viaje desde el hotel al estadio y la celebración después“, dijo el portero bávaro, quien bajo una ovación fue reemplazado en el minuto 88 por su denominado sucesor Michael Rensing.

La ensaladera ha vuelto a Múnich

Después del pitazo final, a las 17:38 horas exactamente, Oli Kahn recibió la ensaladera de campeón por parte del ex jugador bávaro “Katsche” Schwarzenbeck. Tras recibir el trofeo, el portero y capitán bávaro le dio rienda suelta a su felicidad.

“Todo esto es realmente increíble“, comentó Kahn durante la celebración en el balcón del ayuntamiento de Múnich. Pese a que encajó un gol en su último partido, el guardameta de 38 años se despidió batiendo un récord. El Bayern es el equipo que menos goles ha recibido en contra en una temporada de Bundesliga. Sólo 21 tantos encajó el conjunto bávaro esta temporada y batió así el récord que ostentaba el Werder Bremen. Además, Luca Toni se transformó en el máximo goleador de la Bundesliga con 24 goles marcados.

Kahn se despidió del fútbol

“Recibir la ensaladera de campeón es lo máximo. 20 años de carrera profesional es algo increíble. Viví de todo en el fútbol. Ahora ya no hay vuelta atrás, es el momento justo para colgar los guantes. Estoy muy agradecido de todo”, dijo Kahn y enseguida agregó: “Ya es hora de darle descanso al cuerpo y a los nervios.”

Mientras Hitzfeld asumirá el 1 de julio como seleccionador de Suiza, Kahn aún no sabe qué hará en los próximos años. El 2 de septiembre, el guardameta alemán volverá a la portería bávara en su partido de despedida. A esas alturas la nueva temporada ya habrá empezado. “Este equipo tiene mucho potencial”, cree Kahn.

Empieza la era Klinsmann

El encargado de explotar ese potencial será Juergen Klinsmann. El sucesor de Hitzfeld en el banquillo del Bayern seguramente recibirá algunos refuerzos. “Si fichamos a alguien, nos fijaremos de que sea un jugador de calidad” prometió el presidente de la junta directiva bávara Karl-Heinz Rummenigge y luego añadió: “A este equipo aún no se le puede exigir que gane la Champions League.“