presentada por
Menú
Exitosa gira por Asia

Uli Hoeness: 'Dejamos muchas amistades'

Al final incluso el segundo estadio más grande del mundo quedó chico para el Bayern de Múnich. 120.000 espectadores se dieron cita el martes, en el Salt Lake Stadium de Calcuta, para presenciar al campeón del fútbol alemán y otras 20.000 personas quedaron afuera del recinto deportivo. "Es realmente increíble el entusiasmo de la gente. Especialmente aquí en la India", se refirió Uli Hoeness a la euforia que desató el Bayern durante su gira por Asia.

En Calcuta, el entusiasmo y la euforia en torno al Bayern llegó a su punto cúlmine. Tras el triunfo 3:0 sobre el Mohun Bagan AC, el bus que transportaba a los jugadores bávaros, apenas podía avanzar entre la multitud. Varios kilómetros los fanáticos siguieron el vehículo y le brindaron una calurosa despedida a sus ídolos.

Hoeness agradece al equipo

"Estoy impresionado de este mundo. He estado varias veces en Asia, pero lo que he visto ahora en Yakarta y Calcuta es realmente increíble", dijo Ottmar Hitzfeld y enseguida agregó: "Los jugadores también están impresionados. Lo pasaron muy bien en este viaje."

Por su parte, Uli Hoeness dijo que la gira por Asia fue un "enorme éxito". Antes de subir al vuelo de vuelta a Múnich, el director deportivo bávaro le agradeció a los jugadores por su excelente comportamiento durante toda la gira en el Lejano Oriente. "No sólo ganamos dos partidos, también dejamos muchas amistades", aseguró Hoeness.

Digna despedida de Kahn

Antes del partido en Calcuta, el conjunto bávaro disputó un encuentro amistoso contra la selección de Indonesia (5:1), entrenó con niños y visitó un hospital. Enseguida, la delegación bávara pasó tres días en la paradisíaca isla de Bali. "La gira ha sido espectacular. Una gran experiencia. El equipo se comportó excelente e incluso se impuso a las difíciles condiciones climáticas y jugó muy bien", alabó Hoeness.

Durante los nueve días en el Lejano Oriente, el principal foco de atención fue Oliver Kahn. En todos lados, el portero bávaro sintió el cariño de la gente. En su último partido como futbolista profesional, los habitantes de Calcuta le brindaron una más que digna despedida. El capitán bávaro recibió una serie de regalos por parte de las autoridades locales, entre ellos un balón con 8.640 diamantes y una motoneta. "Estoy seguro de que Oliver Kahn no se olvidará nunca de este día", dijo Hoeness.

Hitzfeld también dijo adiós

El propio Kahn dijo que estaba "muy feliz y contento de poder jugar ante la presencia de tanta gente". En el minuto 55, el portero bávaro fue reemplazado por su denominado sucesor Michael Rensing. "La verdad es que estoy muy tranquilo. Creo que más adelante recién asimilaré todo esto que me está pasando", afirmó Kahn.

"Me alegra mucho que Oliver haya recibido una despedida tan linda", comentó Hitzfeld, quien también se despidió del Bayern. "Ha sido un final muy bonito", agregó el director técnico bávaro. Tras siete años y medio en el Bayern, Hitzfeld asumirá el cargo de seleccionador en Suiza. "He tenido la suerte de vivir un período de mucho éxito en el Bayern Múnich. Estoy muy agradecido por eso. Pero también estoy feliz porque ya no tendré que sentir esa enorme presión que se siente al ser entrenador de un equipo tan exitoso como el Bayern. Ahora me alegro y estoy ansioso por empezar mi nueva tarea en Suiza", sostuvo Hitzfeld.

En julio a Tokio

Felicidad y satisfacción reina también en el Bayern tras la exitosa gira por Asia. En dos meses más, el conjunto bávaro volverá a viajar al Lejano Oriente. "En julio jugaremos un partido amistoso contra el Urawa Red Diamonds", adelantó Hoeness. Pero primero habrá vacaciones. "Estos nueve días han sido muy lindos. Todos nos hemos divertido mucho, pero ahora lo único que quiero es volver a casa y estar con mi familia", afirmó Zé Roberto. En tanto, Hoeness dijo: "Todos necesitamos unas merecidas vacaciones."