presentada por
Menú
Han sido un gran aporte

Jugadores bávaros llevan a Alemania a la final

Por sexta vez en su historia, la selección de Alemania está en una final de la Eurocopa. Y sin duda, los jugadores del Bayern han aportado considerablemente para conseguir dicho logro. Ocho de los diez goles de la selección germana, en el certamen europeo, fueron marcados por jugadores bávaros. Tres veces marcó Lukas Podolski, dos veces Miroslav Klose y Bastian Schweinsteiger y una vez Philipp Lahm. El defensor bávaro marcó el decisivo gol contra Turquía y permitió así la clasificación de Alemania a la final.

"Marcar un gol en la semifinal de una Eurocopa y que además sea el del triunfo es algo espectacular. Sin duda, el gol más importante de mi carrera", dijo Lahm, quien no anotaba un gol desde la inauguración del Mundial 2006, cuando marcó el 1:0 contra Costa Rica en Múnich.

Penal no sancionado

Y eso que el partido contra los turcos no empezó bien para el lateral izquierdo alemán. En repetidas ocasiones el conjunto otomano creó peligro por su banda. "Los turcos nos complicaron mucho", reconoció Lahm. De hecho, los dos goles de Turquía se generaron por su lado. Pero, el defensor bávaro no se achicó y cada vez que se fue al ataque creó peligro. Así como en el minuto 51, cuando dejó en el camino a un defensa turco y éste lo bajó en el área sin pudor. Todo el mundo vio el penal, menos el árbitro del encuentro.

Lahm siguió luchando y finalmente fue premiado. Primero, tras un medido centro suyo, Miroslav Klose marcó de cabeza el 2:1 y en el último minuto del encuentro, él mismo marcó el gol del triunfo 3:2. "Este muchacho es increíble. En el último minuto agarra la pelota, se manda hacia el arco rival y anota el gol del triunfo", alabó Klose a su compañero del Bayern. Después del encuentro, Lahm fue elegido por la UEFA como el "mejor jugador del partido".

Pase de Poldi, gol de Schweini

En ocasiones anteriores, Schweinsteiger y Podolski también fueron galardonados con el premio al "mejor jugador del partido". En los cuartos de final contra Portugal, Schweini fue el mejor jugador de la cancha. Y en el debut contra Polonia lo fue Podolski.

Contra Turquía, ambos jugadores del Bayern, una vez más, aportaron para lograr el triunfo. En el empate 1:1, Poldi se escapó por la banda izquierda y centró para que su amigo Schweini marcara el gol. Tomando en cuenta el pique de 60 metros que se mandó Schweinsteiger y el medido centro que envió Podolski, el gol fue de gran factura.

Klose no perdona

Otro que normalmente marca goles de gran factura es Miroslav Klose. Al igual que contra Portugal, el goleador del Mundial 2006, fue el único delantero neto en el esquema táctico de Alemania. Pese a que durante casi todo el partido pasó desapercibido, en el momento clave estuvo atento y marcó el 2:1.

El único jugador del Bayern que abandonó triste el estadio St.-Jakob-Park de Basilea fue Hamit Altintop. Pese a que hizo un gran partido, el jugador turco no pudo ayudar para que su selección lograra el pase a la final de la Eurocopa.