presentada por
Menú
Una derrota y un empate

Mal debut para Luca Toni y Franck Ribéry

El campeón del mundo Italia y el subcampeón del mundo Francia, debutaron con el pie izquierdo en la Eurocopa 2008. Mientras la "Squadra azurra", con Luca Toni, perdió de forma inapelable por 0:3 contra Holanda, el "Equipe tricolore", con Franck Ribéry y Willy Sagnol, sólo empató 0:0 con Rumanía.

En el denominado "grupo de la muerte", la selección holandesa consiguió su primer triunfo sobre Italia en 30 años y además le propinó la mayor derrota en una Eurocopa. Autores de los goles para Holanda, en el estadio Wankdorf de Berna, fueron Ruud van Nistelrooy (minuto 26), Wesley Sneijder (31.) y Giovanni van Bronckhorst (79.).

Toni muy solo

El goleador del Bayern, Luca Toni, no tuvo una tarde afortunada. Durante todo el partido debió luchar con los defensas holandeses y se vio muy solo en el ataque. En el minuto 12, tuvo una buena ocasión de gol, pero su cabezazo se fue elevado. En el segundo tiempo, Toni tampoco pudo mejorar la suerte del conjunto italiano. El delantero bávaro, Fabio Grosso y Andrea Pirlo tuvieron buenas ocasiones para marcar, pero no lograron batir al buen portero holandés Edwin van der Sar.

Mala suerte tuvo también el dos veces campeón de Europa Francia. Ante la presencia de 30.585 espectadores, en el estadio Letzigrund de Zúrich, el conjunto galo sólo empató 0:0 con Rumanía. A pesar de dominar gran parte del partido, Francia no pudo doblegar el cerco defensivo impuesto por los rumanos. Los jugadores del Bayern, Ribéry y Sagnol, fueron titulares y jugaron los 90 minutos.

Ribéry intentó pero no pudo

"Dominamos todo el encuentro, pero no logramos marcar. Nos faltó agresividad en el ataque", dijo el seleccionador francés Raymond Domenech, quien ubicó a Ribéry en el costado derecho del mediocampo. El volante bávaro fue uno de los mejores en el seleccionado galo. "Tenemos que mejorar muchas cosas. Ahora estamos obligados a vencer a Holanda y también a Italia", reconoció Ribéry.

El próximo viernes, Italia se verá las caras con Rumanía y Francia chocará con la sorprendente Holanda, a la cual le bastará un triunfo para clasificar a cuartos de final. En la última jornada del grupo C, el 17 de junio, Italia y Francia repetirán en Zúrich la final del Mundial 2006.