presentada por
Menú
Viaje a Japón

Al FC Bayern le espera una verdadera prueba

Casi 10.000 kilometros, doce horas de vuelo y siete horas de diferencia, separan Múnich de Tokio. "Se hace largo y cansado", dijo Uli Hoeness, antes del viaje de 75 horas del FC Bayern a Japón. Pero las incomodidades se asumen en el club como inevitables para poder visitar al club Urawa Red Diamonds, con el que el FC Bayern mantiene un acuerdo de colaboración. Es la tercera vez desde 2005, que el equipo bávaro se desplaza por eso al país del sol naciente.

"Si se quiere ser un equipo internacional, entonces, de vez en cuando, hay que ir allí donde los equipos internacionales rivales están", afirmó Hoeness, a la cabeza de la delegación de 39 personas. Franck Ribéry, Luca Toni, Tim Borowski, Martin Demichelis y Hans Jörg Butt, se han quedado en Múnich, y además faltan los olímpicos José Ernesto Sosa y Breno. En su lugar viajan con el equipo los jugadores de la cantera Mehmet Ekici y Thomas Müller.

Penúltima prueba

Está claro que el viaje "no llega en el momento ideal", comentó el entrenador Juergen Klinsmann en conversación con fcbayern.de. Pero lo aprovecharemos al máximo. "Respetamos el acuerdo de colaboración que el club tiene con el Urawa Red Diamonds", dijo el entrenador, "las fechas del viaje se fijaron hace un año y entonces nadie sabía realmente, como sería la situación de la preparación después de la Eurocopa".

El entrenador del FC Bayern, puede por lo menos utilizar el viaje a Japón para celebrar un partido serio de preparación. El jueves (12.30 horas CET) se enfrentan el Urawa Red Diamonds y el FC Bayern. Para los bávaros es la penúltima prueba, antes del partido de copa de la DFB (Federación de Fútbol alemana) contra el Rot-Weiß de Erfurt, diez días después. "Los japoneses se encuentran en mitad de la temporada y por eso en un momento óptimo y no hay que olvidar, que es uno de los mejores equipos de Asia", recordó Klinsmann

El "jet lag" no tendrá demasiadas consecuencias

En estos momentos los "Diamantes Rojos" se encuentran en segunda posición en la liga japonesa. El año pasado, el equipo entrenado por el alemán Gert Engels, quedó segundo y se proclamó campeón de la Champions League asiática. "Estarán muy motivados", por eso el director deportivo del FC Bayern Uli Hoeness, cree que el partido será una verdadera prueba para el equipo.

A parte del partido, en el programa preparado para el viaje a Japón, se incluyen entrenamiento y un torneo con niños. Tras dos noches en Tokio, el viernes la expedición regresa a Múnich. Se ha procurado que el viaje sea lo más corto posible, dijo Hoeness, "así el "jet lag" no tendrá demasiadas consecuencias". El director deportivo sabe de lo que habla. Para el él y para el equipo no es el primer viaje a Japón.