presentada por
Menú
Condición, estabilidad, efectividad

Bayern de Múnich pone las bases para el éxito

" Normalmente", dijo Bastian Schweinsteiger, "se sale al terreno de juego“. Normalmente. Pero desde que está Juergen Klinsmann han cambiado mucho las cosas para los futbolistas del FC Bayern. Junto al centro de recreación, jornadas de 8 horas, clases de alemán y filosofía de juego, también el entrenamiento físico, desde el primer día. En vez de tener un entrenamiento suave, Schweinsteiger y los demás jugadores internacionales, ya el primer día de pretemporada tras las vacaciones, lo pasaron en exclusiva en la zona de ejercicios físicos del centro de recreación. El campo de entrenamiento lo vieron sólo por la ventana.

El primer día, en varias pruebas, se midieron estabilidad y movilidad. En días posteriores, sprint, resistencia, fuerza y salto. Además cada jugador acudió al doctor del club Dr. Hans-Wilhelm Müller-Wohlfahrt, para someterse a un screening ortopédico. "Esto lo hacemos por primera vez este año", informó Oliver Schmidtlein, que es el preparador físico del club. "No se trata de diagnosticar enfermedades, sino de encontrar puntos débiles".

Entrenamiento individual

Estos puntos débiles –por ejemplo movilidad de cadera, hombros y tronco- son la base del trabajo del equipo de Schmidtlein. Con los datos del screening y de las pruebas, han diseñado un perfil y un programa de entrenamiento específico para cada jugador. Lo que no significa que a partir de ahora cada jugador entrene por su cuenta. "Tal vez diez minutos antes o después del entrenamiento, nos dedicamos a los jugadores individualmente", comentó Schmidtlein. El resto del entrenamiento se realiza en grupo.

En las primeras semanas se trabaja especialmente la condición física, pero Schmidtlein, Thomas Wilhelmi, Marcelo Martins y Darcy Norman dan también mucha importancia a otros aspectos, por ejemplo ejercicios de estabilidad. "Durante estos ejercicios, los jugadores deben mantener el equilibrio sobre una sola pierna, mientras realizan saltos sobre pequeños obstáculos", comentó Schmidtlein

Cuanto más efectivo, más rápido

Pero también ocupan un espacio importanten los ejercicios de fuerza básica. En ellos lo importante no es con que peso los jugadores los llevan a cabo, sino que los movimientos se hagan correctamente. "Corregimos permanentemente” señaló Schmdtlein, "buscamos que los jugadores se muevan los más efectivamente posible". Cuanto más efectivos son los movimientos, más rápidos son los jugadores sobre el campo, por ejemplo al cambiar de dirección.

Para realizar bien estos ejercicios, se necesita mucho espacio. Y esto lo ofrece el nuevo centro de entrenamiento. Pero con un gimnasio normal no se puede comparar la zona de ejercicios físicos del FC Bayern. "Con máquinas de un gimnasio normal no tienen nada que ver las que se utilizan en un club de futbol", dijo Schmidtlein.

Estar en forma y sentirse en forma

Con varias pruebas se seguirá la evolución de cada jugador durante la temporada. "Esperamos resultados durante el primer medio año", comentó Schmidtlein. Lo que no se puede medir, sin embargo, es el objetivo psicológico del entrenamiento. "Se trata de si un jugador se siente rápido", explicó Schmidtlein, "queremos que los jugadores se sientan grandes, fuertes, rápidos y explosivos".

Así que en el FC Bayern se trabaja tanto física como psíquicamente, para tener una exitosa temporada. "Juergen Klinsmman quiere un juego rápido, atlético, activo y agresivo. Intentamos, lograr las bases para ello", explicó Schmidtlein. Pero a medida que avance la preparación, la condición física dejará de ser la prioridad. Cada vez se irá entrenando más en el campo. Como Schmidtlein dice: "El FC Bayern no es un gimnasio, por eso el entrenamiento de fútbol sigue siendo lo más importante".