presentada por
Menú
Sucesor de Kahn

Klinsmann no tiene prisa en elegir al capitán

El grupo de jugadores que se presentó a entrenar el miércoles nuevamente fue muy reducido. En total, 15 futbolistas se vistieron de corto y saltaron a la cancha de entrenamiento. Las razones ya son conocidas. Gran parte de la plantilla bávara se encuentra disfrutando de sus vacaciones, tras participar en la Eurocopa 2008 o en clasificatorias mundialistas sudamericanas.

El primero de ellos en regresar será Zé Roberto. Se espera que el jugador brasileño llegue a Múnich la próxima semana. Para el miércoles 9 de julio, Klinsmann espera el arribo de Martín Demichelis, Lucio y Willy Sagnol. Seis días después, finalizarán las vacaciones del goleador Luca Toni y finalmente para el 17 de julio, se espera la llegada de los seleccionados alemanes Philipp Lahm, Marcell Jansen, Tim Borowski, Miroslav Klose, Lukas Podolski, Bastian Schweinsteiger y el jugador turco Hamit Altintop.

Entrenamiento individual

Klinsmann anunció que con todos los jugadores arriba mencionados, realizará un trabajo individual para ponerlos poco a poco a punto físicamente. "Nuestro plan de entrenamiento se irá acomodando a los jugadores en la medida que éstos se vayan sumando a la pretemporada. La idea es trabajar de forma individual con cada uno de ellos", dijo el técnico bávaro.

Klinsmann no cree que este hecho afecte el rendimiento del equipo, de cara al debut en la Bundesliga, el 15 de agosto, contra el Hamburgo. "Puede ser que al principio nos cueste encontrar el ritmo de juego como equipo, pero no hay problema. Lo importante es que a lo largo de todo el año el equipo esté bien física y futbolísticamente", afirmó el técnico.

El capitán tendrá una gran responsabilidad

Producto de que muchos jugadores aún no se han sumado al trabajo de pretemporada, Klinsmann anunció que no se dará prisa en elegir al sucesor de Oliver Kahn como capitán del equipo. "Primero quiero que todos los jugadores estén juntos un par de semanas. Después veré quién asume responsabilidades y quién se desenvuelve con mayor soltura en el equipo", dijo el entrenador bávaro.

Klinsmann destacó que el capitán tendrá una gran responsabilidad y por eso tiene que ser alguien que se relacione bien con todo el equipo. "Es una tarea muy importante, sobre todo después de que Oliver Kahn fuera capitán tanto tiempo. Por eso yo mismo escogeré a la persona indicada, antes de que empiece la Bundesliga", concluyó el ex seleccionador alemán.