presentada por
Menú
Motivado al trabajo

Marcell Jansen se pone metas altas

Marcell Jansen vive a las afueras de Múnich, en un hermoso lugar donde abunda la naturaleza y la tranquilidad. Allí, el jugador del Bayern disfrutó sus días de descanso tras la Eurocopa. A diferencia de la tranquilidad que reina en su hogar, los primeros días de regreso en el Bayern, han sido bastante agitados para Jansen.

Y es que en las últimas semanas han habido muchos cambios en el conjunto bávaro. Nuevo centro de recreación, nuevo cuerpo técnico y nuevos compañeros. A pesar de los múltiples cambios, Jansen se sintió de inmediato muy cómodo. “La Eurocopa ya es parte del pasado. Ahora vienen nuevos desafíos“, comentó con entusiasmo el defensor bávaro.

Lleno de ambición

La temporada pasada tuvo altos y bajos para el jugador de 22 años. En la primera vuelta fue titular indiscutido, pero enseguida se lesionó de gravedad en el tobillo. Durante tres meses estuvo de baja y tras recuperarse, le costó mucho encontrar de nuevo su ritmo de juego. “Es difícil volver a jugar después de una lesión grave. A mucha gente se le olvidó en ese momento que venía de estar parado tres meses y medio”, recordó Jansen.

El principal deseo de Jansen para esta temporada es mantenerse libre de lesiones. Si se da eso, el resto llegará solo, aseguró el jugador. A pesar de que en la banda izquierda, se librará una dura batalla con Philipp Lahm, Jansen no se achica y confía en sus cualidades futbolísticas. “Es cierto que la competencia es grande, pero hay que pensar siempre positivo. Yo no me escondo de nadie. Si me entrego al máximo, sé que tendré una oportunidad de jugar“, afirmó optimista Jansen y enseguida añadió: “Mis metas para esta temporada son más altas que antes. Yo no me conformo nunca. Siempre quiero más.“

Sin duda, el jugador internacional alemán, que logró ser tercero en el Mundial 2006, subcampeón de la pasada Eurocopa y campeón de la Bundesliga y la Copa DFB alemana la temporada pasada, desborda optimismo.