presentada por
Menú
Michael Rensing:

'Por fin ha llegado el momento'

Antes de que comenzara la pretemporada en el Bayern Múnich, Michael Rensing viajó a un pueblito llamado Rottach-Egern. Allí el conjunto bávaro había hecho la pretemporada en años anteriores, cuando Felix Magath aún era el técnico. El portero se puso las zapatillas y subió trotando una montaña llamada Wallberg, que se eleva a 1.722 metros. "Tenía ganas de subir la montaña. Era un gran desafío y lo hice", dijo Rensing.

Un gran desafío le espera también al joven portero alemán en el Bayern. Este año Rensing deberá reemplazar en la portería bávara al retirado Oliver Kahn, uno de los mejores guaradametas en la historia del fútbol. "Por fin ha llegado el momento que tanto esperé. Entregaré lo mejor de mí para responder a la confianza que han depositado en mí", dijo Rensing el jueves en diálogo con fcbayern.de.

Un portero de primer nivel

Durante cinco años, Rensing fue suplente de Kahn. Esta temporada por primera vez vestirá la camiseta número uno en el Bayern. "Yo sé que ahora estaré en el centro de la atención. Sé que será una temporada totalmente diferente para mí, pero yo soy muy exigente y siempre quiero jugar bien. Para mí esto es un sueño hecho realidad", comentó el joven portero bávaro.

En repetidas ocasiones, Juergen Klinsmann aseguró que confía absolutamente en las cualidades futbolísticas de Rensing. "Michael Rensing es el arquero titular del Bayern. Nosotros le daremos todo el apoyo necesario para que se convierta en un portero de primer nivel mundial", dijo el director técnico bávaro. La idea es que el guardameta suplente, Hans-Joerg Butt, también le de todo su apoyo al joven Rensing para el bien del equipo.

El sueño de la selección alemana

La temporada pasada, Rensing jugó 17 partidos oficiales con el Bayern. Cuatro más que Jens Lehmann, quien fue el portero titular de la selección alemana en la reciente Eurocopa. A pesar de su corta trayectoria, Rensing ya ostenta un pequeño récord en la Bundesliga, ya que en 23 partidos disputados nunca ha perdido.

Si sigue manteniendo su buen nivel, pronto podría cumplirse el próximo sueño. "Si uno se consolida como portero titular en el Bayern Múnich y muestra un buen rendimiento, el llamado de la selección alemana llega automáticamente. Por ahora sólo me concentro en mi tarea en el Bayern, pero sí es cierto que me gustaría jugar algún día en la selección de Alemania", reconoció Rensing. Ganas de triunfar y ambición no le faltan al nuevo número uno del Bayern.