presentada por
Menú
Primer día en el Bayern

Tim Borowski ya se siente bávaro

Cuando el jueves por la mañana, Tim Borowski ingresó al vestuario y buscó su armario, resultó ser que estaba ubicado justo al lado de Hans-Joerg Butt. Que los dos únicos refuerzos del Bayern Múnich para esta temporada sean vecinos en el vestuario es sólo una casualidad.

Algo que por ningún motivo fue una casualidad, es que el jugador alemán haya dejado el Werder Bremen para fichar en el conjunto bávaro. “Tras doce años en Bremen, quería buscar un nuevo desafío“, dijo Borowski en su primer día de trabajo en Múnich. “Quiero ganar títulos y pasarla bien aquí“, agregó el jugador internacional alemán.

Reencuentro con Klinsmann

Según Borowski, la decisión de dejar el Bremen la tomó a fines del año pasado y cuando enseguida el Bayern mostró interés en él, todo fue muy rápido. “El Bayern es uno de los mejores clubes del mundo. Por eso no la pensé dos veces en aceptar la oferta que me hicieron”, cuenta el volante, quien usará la camiseta número 24 en el Bayern.

Al enterarse un tiempo después, de que el nuevo director técnico del Bayern sería Juergen Klinsmann, Borowski se alegró mucho. “Cuando supe la noticia me alegré bastante. Más ganas me dieron de venir al Bayern“, aseguró el mediocampista, quien bajo el mando de Klinsmann, se transformó en un importante jugador de la selección alemana.

Repetir los logros

Borowski está muy motivado y espera poder ser un verdadero aporte para el conjunto bávaro. “El objetivo es repetir los logros de la temporada pasada”, dijo el jugador. Es decir, defender los títulos de la Bundesliga y la Copa DFB alemana. No obstante, a nivel internacional, Borowski también espera que el equipo llegue lo más lejos posible en la Champions League. “Queremos demostrarle a toda Europa lo grande que es este club”, sostuvo el nuevo volante bávaro.

A pesar de la enorme competencia que existe en la plantilla por los puestos de titular, Borowski confía en sus cualidades futbolísticas. “En todos los clubes grandes existe mucha competencia y es difícil ser titular. Pero eso yo lo sabía antes de venir aquí. Me siento preparado para dar la lucha”, sostuvo el ex jugador del Bremen.

A gusto en el Bayern

Borowski aseguró que aún no sabe qué papel cumplirá en los pensamientos de Klinsmann, pero confía en poder demostrar sus aptitudes. “Una ventaja es que puedo jugar en varias posiciones. Tanto en el centro como en los costados del mediocampo”, dijo y enseguida agregó: “Físicamente estoy al 100 por ciento y absolutamente preparado para darlo todo en la cancha. Desde el primer minuto he sentido la mentalidad ganadora que existe en este club. La verdad es que estoy muy a gusto aquí en el Bayern y ya me siento todo un bávaro.”