presentada por
Menú
Último año en el Bayern

Zé Roberto quiere ganar la Champions

A lo largo de toda su carrera futbolística, Zé Roberto ha ganado una serie de títulos. Sin embargo, existe un trofeo que el 84 veces internacional con la selección brasileña aún no ha podido levantar. "Este año mi gran objetivo es ganar la Champions League. Haré todo lo posible por conquistarla", dijo el mediocampista bávaro, el lunes después del entrenamiento.

Un día después de cumplir 34 años, Zé Roberto también anunció que este será su último año en el Bayern Múnich. "Esta será mi última temporada en el Bayern. Después me iré", dijo el brasileño y enseguida agregó: "De ahí pienso jugar unos dos o tres años más y después colgar las botas con 37 ó 38 años."

Futuro incierto

Zé Roberto reconoció que aún no sabe dónde continuará su carrera después del Bayern. El subcampeón del mundo en 1998, aseguró que de ninguna forma vestiría la camiseta de otro club que no sea el Bayern en la Bundesliga. "Después de jugar tanto tiempo aquí, es imposible que pueda defender los colores de otro club alemán", dijo el volante, quien a su vez rechazó la posibilidad de volver a Brasil, donde en la temporada 2006/07 jugó en el Santos.

Pero antes de despedirse por segunda vez del Bayern, el talentoso jugador brasileño quiere volver al ataque en la Liga de Campeones. En el 2002, Zé Roberto logró la clasificación a la final del torneo de clubes más importante de Europa con el Bayer Leverkusen. Sin embargo, producto de una suspensión, no pudo participar en la derrota 1:2 ante su ex club Real Madrid.

Muchos cambios

Esta vez, Zé confía que con el nuevo técnico bávaro, Juergen Klinsmann, pueden dar el gran golpe en Europa. "Yo creo que este cuerpo técnico también desea triunfar en Europa. Klinsmann ha llegado con una nueva filosofía, un nuevo proyecto para el club. Han cambiado muchas cosas aquí", dijo el brasileño asombrado aún por los cambios que se han visto en la ciudad deportiva.

"Es increíble todo lo que se creó aquí en tan poco tiempo", había dicho Zé Roberto, el viernes pasado, tras presenciar el nuevo centro de recreación. "Han cambiado algunas cosas y todos están muy felices", agregó el lunes. Al mismo tiempo, el mediocampista bávaro se mostró de acuerdo con las ocho horas que debe permanecer la plantilla en la ciudad deportiva durante la pretemporada. "Me parece una buena medida porque así podemos trabajar todo el tiempo concentrados", aseguró.

No hacen falta más refuerzos

Zé Roberto también alabó la forma de entrenar de Klinsmann. "Es maravilloso. Hace mucho tiempo que no ensayábamos tanto con el balón. Antes corríamos mucho en las pretemporadas", afirmó el brasileño, a quien le da igual en qué posición jugará esta temporada.

"Yo sólo quiero jugar, me da lo mismo en qué puesto", dijo el jugador y a su vez dejó claro que el rol cumplido la temporada pasada, junto a Mark van Bommel, en el mediocampo defensivo, le gustó mucho.

Zé Roberto está convencido de que el equipo no necesita más refuerzos y que la actual plantilla es lo suficientemente fuerte para que Klinsmann pueda formar un gran equipo. Ojalá que alcance para que el simpático jugador brasileño pueda cumplir su último deseo en el Bayern de Múnich. ¡Ganar la Champions League!