presentada por
Menú
Jansen también optimista

Borowski confía en jugar

Cuando se conoció la lista de jugadores que viajarían a Erfurt para jugar el partido de Copa, sorprendió que no estuviese Marcell Jansen incluído. Jansen no pudo viajar con el equipo, después de que unos días antes, durante un entrenamiento, se quejase de dolores en la pierna derecha.

Problemas musculares en la espalda, que provocaron desajustes en los nervios, parecen ser la causa de sus dolores. "He entrenado durante tres semanas en la pretemporada y eso es algo a lo que no estoy acostumbrado", comentó Jansen el martes, haciendo referencia con ello, a los últimos años, en los que muy a menudo por lesión, no pudo entrenar regularmente.

Tener paciencia

Por eso, el defensa izquierdo aseguró que no le preocupan en exceso los problemas que tiene ahora. El esfuerzo de las últimas semanas, los han debido provocar, "tengo que tener paciencia”. Con ejercicios específicos, trabaja Jansen para reincorporarse lo antes posible, a los entrenamientos con el equipo.

Gracias al nuevo centro de recreación y entrenamiento y al nuevo equipo de fisioterapéutas, Jansen podría volver al entrenamiento incluso esta semana. "Me siento muy bien allí, ya que puedo hacer ejercicios especiales y eso me viene muy bien", comentó el defensa. Pero según él, todavía no se podía saber, si estaría listo para jugar el viernes contra el Hamburger SV, partido con el que comienza la Bundesliga. .

La recuperación va muy bien

Tampoco Tim Borowski pudo jugar en Erfurt. Todavía se recupera de las consecuencias de sus problemas de ligamento en la rodilla izquierda. "La recuperación va muy bien", dijo el centrocampista de 28 años. "Estoy muy contento, porque no se rompió nada, por suerte no es nada dramático" dijo aliviado Jansen.

"Boro" confía en poder estar por lo menos, en la lista de convocados para el partido contra el Hamburgo. "Voy bien y espero conseguirlo". Por su estado de forma, no cree Borowski tener ningún problema, aunque en las dos últimas semanas, no ha podido casi entrenar con el equipo.

Le falta ritmo de juego

Gracias a unos ejercicios individuales muy intensos, "no creo que haya perdido mucho, incluso al contrario", piensa Borowski. Lo único, es la falta de ritmo de juego. Sólo en la Supercopa, contra el Borussia de Dortmund, jugó el centrocampista 45 minutos, antes de lesionarse.

En una conversación con el entrenador Juergen Klinsmann en los próximos días, quiere Borowski tratar si es posible que juegue ya contra el Hamburgo o no. "La esperanza es lo último que se pierde", dijo Borowski, aunque ahora lo más importante es recuperarse totalmente. "Lo prioritario es que la rodilla se quede como estaba".