presentada por
Menú
A por el oro

Breno y Sosa pelean por la final

La semifinal que todos deseaban, se jugará el próximo martes, día 19 de agosto. En el torneo olímpico masculino de fútbol que se celebra estos días en China, los dos favoritos para adjudicarse el torneo, Argentina y Brasil, se han clasificado para la semifinal. Y eso significa que los dos jugadores del Bayern de Múnich, Breno y José Ernesto Sosa, se enfrentarán por un puesto en la final.

Los dos equipos tuvieron que ir a la prorroga en sus partidos de cuartos de final. Mientras que el defensor del título, Argentina, se imponía por 2:1 al combinado de Holanda, en el que jugó el ex jugador del Bayern de Múnich y Deportivo de la Coruña, Roy Makaay , que tuvo que retirarse por lesión, Brasil se impuso al conjunto africano de Camerún por 2:0.

Sosa no juega

Ante 51.366 espectadores en Shangai, los "Gauchos“, dejaron llevar la iniciativa a los holandeses que fueron más agresivos. El primer gol lo lograron los argentinos, por medio de Messi que aprovechó un fallo de la defensa para en el minuto 14, poner a su equipo por delante en el marcador. Sosa vió los 120 minutos de partido desde el banquillo.

Los holandeses buscaron el gol y en el minuto 36, Otman Bakkal logró el empate. En la segunda parte, hubo un intercambio de oportunidades. Las mejores oportunidades las tuvieron Agüero (48., 54.) y Pareja (85.) por el lado argentino y Drenthe (87.) y Babel (90.), por parte de los holandeses, aunque ninguno pudo desequilibrar el marcador. Pero hasta el minuto 105, no se decidiría el partido. Angel di Maria, tras una sensacional jugada de Messi, en el minuto 105 clasificó a su equipo para la semifinal.

Sin encajar un gol

Tampoco lo tuvieron fácil los brasileños, que ante 41.043 espectadores en Shenyang, terminaron imponiéndose por 2:0 a Camerún. Aunque Brasil jugó con un jugador más, tras la expulsión en el minuto 51 del camerunés Albert Baning, la "Seleçao“ no encontró la forma de romper la defensa de los africanos. Breno y sus compañeros de la defensa no tuvieron apenás trabajo.

Contra un Camerún muy defensivo, los brasileños crearon peligro principalmente a través de jugadas a balón parado o disparos desde larga distancia. Pero todos sus intentos de resolver el partido en los primeros 90 minutos fueron en vano. Los goles los lograron, ya en la prorroga, Rafael Sobis (101.) y Marcelo (105.). En la otra semifinal se enfrentan Bélgica y Nigeria.