presentada por
Menú
Con mucha moral

El Bayern cada vez mejor

Cuando acabó el partido en el estadio Signal-Iduna-Park de Dortmund, no había nada más que mirar a la cara de los dos entrenadores, para saber que les había parecido el resultado final. Mientras que Juergen Klinsmann incluso sonreía, Juergen Klopp no parecía estar muy contento.

1:1 acabó el partido que enfrentó a los pupilos de Klopp y Klinsmann, pero a diferencia del reparto de puntos de la semana pasada con el Hamburgo, esta vez el Bayern de Múnich veía el resultado de una manera mucho más positiva. "Se puede estar satisfecho, cuando se juega con diez jugadores y tras ir detrás en el marcador, se termina empatando. Estoy muy contento con la moral del equipo", comentó el director deportivo Uli Hoeness.

"Hemos ganado un punto", dijo el defensa Philipp Lahm. Por su parte el entrenador Klinsmann constató: "Tras encajar un gol y encima la expulsión, la cosa se nos puso difícil. Por eso es destacable, como mi equipo ha jugado en la segunda parte, como han conseguido el empate".

Casi 70 minutos jugó el Bayern de Múnich en inferioridad numérica tras la expulsión en el minuto 23 por doble amonestación del capitan Mark van Bommel. Y en el descanso perdía por un gol a cero, tras el tanto logrado por Jakub Blaszczykowski en el minuto 8. Entonces Klinsmann cambió el esquema de juego dando entrada a Tim Borowski por el desafortunado Miroslav Klose y realmente el partido cambió. Ya que fue precisamente Borowski el que en el minuto 74, con su gol, logró el empate para el Bayern de Múnich, además de hacer muy buenas jugadas. "El chico ha hecho una muy buena segunda parte“, alabó el entrenador del Dortmund Klopp.

Las estadísticas del partido favorables al Bayern

"El empate ha sido justo", dijo Lahm. Nadie podía dudarlo viendo las estadísticas del partido. 14 por 6 saques de esquinas, 55 por ciento de posesión de balón y 55 por ciento de jugadas ganadas, dejan claro que el Bayern de Múnich a pesar de estar en inferioridad numérica, fue en algunas fases del partido el equipo dominador. "Por la capacidad de lucha demostrada ha estado muy bien", dijo Schweinsteiger, quien tras una hora de juego salvó en la línea de gol una situación ante Kringe que hubiera supuesto casi el resultado definitivo.

Así que en el Bayern de Múnich estaban contentos con el punto logrado. El segundo empate en el segundo partido, supone el peor comienzo de temporada desde hace nueve años. Para Hoeness ningún motivo de pánico. "Sabíamos, que el principio, por todas las dificultades en la pretemporada no sería fácil", dijo el director deportivo. "No hemos alcanzado todavía, el punto que nos hemos propuesto, pero vamos mejorando", explicó Schweinsteiger. Pero en el próximo partido contra el Hertha de Berlín, coincidían todos los jugadores, se llevarán los tres puntos.

Por cierto: tras el mal comienzo hace nueve años, al conseguir sólo un punto en dos partidos, el Bayern de Múnich logró el doblete al final de temporada y jugó la semifinal de la Champions League. Uli Hoeness dijo: "Si ya estuviésemos arriba en la clasificación, sería otra vez aburrido".