presentada por
Menú
Condición física y filosofía

El Bayern por el buen camino

Díez jugadores empezaron el 30 de junio, siete el 17 de julio, seis entre esas dos fechas, a eso se refiere Juergen Klinsmann cuando habla de una "pretemporada difícil". "En capacidad de carrera, estaremos a un 80 o 90 por ciento", comentó Miroslav Klose el miércoles, dos días antes del primer partido de la Bundesliga que les enfrenta al HSV, Hamburgo. El delantero del Bayern de Múnich empezó los entrenamientos con el último grupo hace unas cuatro semanas. "El resto de velocidad y resistencia que nos falta, lo ganaremos con los partidos".

La condición física de los jugadores que se incorporaron a los entrenamientos tarde, no es todavía la ideal, pero van haciendo progresos. Lo mismo se puede decir de la filosofía de juego del nuevo entrenador. "La compenetración y el entendimiento entre líneas, mejora semana a semana", dijo Klinsmann. Klose comentó por su parte: "Vamos bien, pero todavía tenemos que seguir trabajando".

Por lo menos, del difícil partido de Copa en Erfurt, tanto jugadores como entrenador, pueden sacar conclusiones importantes, sobre los aspectos que se deben mejorar. "El equipo ha sido autocrítico. Sabemos que cometimos muchos errores", dijo Klinsmann, "En Erfurt, en todas las líneas hubo fallos".

Defender bien, para atacar bien

Pero sobre todo la actitud en defensa dejó mucho que desear. Por eso en los últimos días, Klinsmann durante los entrenamientos ha hecho mucho énfasis en que haya compenetración entre las diferentes líneas y que los movimientos sean coordinados. "Tenemos que interiorizar, que hacemos todo juntos", comentó Klose. Klinsmann por su parte dijo: "El trabajo en defensa lleva al ataque".

También se ha trabajado en las subidas al ataque y en volver atrás. "El domingo en las transiciones al ataque y en la vuelta a la defensa, fuimos muy lentos. Ese fue nuestro mayor problema", opinó Klose. En el juego de ataque es importante sobre todo, "que al recuperar el balón, se juegue rápido hacia adelante y que avancemos con dos o tres hombres", dijo Klose, que está convencido de que el viernes saldrá todo mejor: "Estamos en el buen camino".