presentada por
Menú
Ante 20.000 aficionados

El Bayern preparado

Tres días antes del primer partido de la temporada, el Bayern de Múnich ha podido ya vivir el ambiente de la Bundesliga. Unos 20.000 espectadores pudieron asistir en la Allianz Arena, a un entrenamiento público del equipo bávaro, que el viernes espera conseguir los primeros puntos de esta liga, en el primer partido de esta temporada que le enfrenta al Hamburger SV, (Hamburgo).

A diferencia del anterior entrenamiento abierto al público, que fue más bien un ligero entrenamiento-espectáculo para los espectadores, esta vez los jugadores tuvieron una sesión intensa y muy seria. "Vaya un ambiente que hay, es increible", comentó Klinsmann, de nuevo impresionado por el interés que despierta su nuevo equipo.

Toni recuperado

Contra el Hamburgo, Klinsmann tendrá más alternativas que contra el Erfurt en la Copa, cuando sólo dispuso de cinco jugadores en el banquillo, y entre ellos tres eran del filial. Después de recuperarse de su lesión de pantorrilla y de una operación dental, el delantero italiano, Luca Toni, pudo volver a participar en un entrenamiento.

"Luca, irá poco a poco", comentó Klinsmann, que por la mañana había tenido un intenso entrenamiento individual con el delantero. De todas formas el partido contra el Hamburgo, es demasiado pronto para el jugador de 31 años. Todavía necesita unos días para estar completamente recuperado y en forma.

Borowski confía en jugar el viernes

Mientras que seguramente Toni, que después de calentar entrenó con Marcell Jansen y el asistente Nick Theslof, pueda volver en el segundo partido en Dortmund, Tim Borowski podría jugar ya el viernes. El jugador de la selección ha entrenado ya con el resto del equipo durante toda la sesión.

Por su parte, Lukas Podolski, por pequeños problemas en el muslo izquierdo, se tuvo que limitar a un ligero entrenamiento. Pero se trata sólo de no forzar, su participación en el partido contra el Hamburgo parece garantizada.

No en el estado de forma ideal

Dos días después de la difícil victoria por 4:3, contra el Rot-Weiß Erfurt, en partido de Copa DFB (federación alemana de fútbol), los jugadores saben, que Juergen Klinsmann espera que contra el Hamburgo, el equipo tenga otra actitud. El entrenador piensa que el equipo todavía no está en su estado de forma ideal.

Durante el partido de Copa contra el equipo de tercera división de Erfurt, se pudieron ver, según el entrenador del Bayern de Múnich, fallos en la distribución de espacios y en la actitud defensiva del equipo. Klinsmann comentó que "había mucha distancia entre líneas". También en los goles recibidos apreció el entrenador errores: "Cuando se recibe un gol, siempre hay una cadena de errores".