presentada por
Menú
'"Estoy triste, pero no enfadado'

El Bayern sigue progresando

No se pudo conseguir la deseada victoria, pero del todo insatisfechos no estaban en el Bayern de Múnich, tras un entretenido partido, con emocionantes jugadas y un ritmo de juego alto. El encuentro contra el Hamburgo finalizó con empate a dos. "Estoy triste, pero no enfadado. Hemos visto un buen partido", comentaba Hoeness, que a pesar de no ganar en casa, hacía un positivo balance del partido disputado con el equipo de la ciudad portuaria.

"Hubiera preferido empezar con tres puntos la temporada", dijo Juergen Klinsmann, tras su primer partido como entrenador en la Bundesliga, que admitió estar "algo decepcionado ", porque "queríamos ganar y estabamos en el buen camino", aunque reconocía que "al final ha sido un resultado justo”.

Buen comienzo

Y eso que el actual campeón empezó con muy buen pie el primer partido de esta temporada. Mientras que el Hamburgo, con un juego agresivo y ofensivo, malograba sus primeras oportunidades, el Bayern de Múnich demostró una vez más su efectividad y sangre fría. Bastian Schweinsteiger (12. Minute) y Lukas Podolski (16.), que transformó un penalti, cuando apenás había transcurrido un cuarto de hora del partido, ponían al Bayern de Múnich por delante en el marcador, con un claro 2:0.

"Hemos visto un buen partido, en el que empezamos muy fuerte y nos pusimos muy pronto por delante en el marcador con un merecido 2:0", analizó Hoeness el comienzo del partido. Pero después "hemos regalado el control del partido". El Hamburgo no se vino abajo con los dos goles encajados y siguió jugando como lo estaba haciendo, y fruto de ese juego, en el minuto 25, Paolo Guerrero, acortó distancias en el marcador. En la segunda parte, otro ex jugador del Bayern de Múnich, Piotr Trochowski (57.), fue el que al transformar un penalti, empató el partido.

Progreso, pero queda trabajo

"Con la primera media hora estoy satisfecho, teníamos el partido controlado. Después no hemos estado en algunas situaciones lo suficientemente encima del contrario", dijo el capitán Mark van Bommel señalándolo como el principal fallo que cometieron. También Philipp Lahm, lamentó la actitud defensiva en algunas situaciones. "Tenemos que jugar más juntos y organizados. Tampoco fuimos lo suficientemente agresivos, estabamos a dos metros del balón y así los jugadores del hamburgo podían pasarse el balón tranquilamente. Nos queda mucho trabajo por delante".

De todas formas Klinsmann, en comparación con la trabajosa victoria por 4:3 en Erfurt, cinco días antes vió "progresos en muchos jugadores, también en la compenetración entre líneas". Algunos jugadores como Bastian Schweinsteiger o Miroslav Klose, se encuentran todavía en "mitad de su preparación. Muchos de los jugadores que se incorporacon tarde por la Eurocopa no están todavía al cien por cien". Pero en general "el equipo poco a poco nota que está mejor".

Jugadores imprescindibles

Además contra el Hamburgo, todavía faltaron ocho jugadores, aunque por lo menos Tim Borowski, tras superar su lesión de rodilla, pudo formar parte del equipo. Sin embargo el jugador de la selección no pudo todavía demostrar gran cosa cuando entró al terreno de juego. Lo que no es de extrañar, si se tiene en cuenta que hasta ahora no había podido jugar más de 45 minutos. "Se ha notado que nos faltan algunos de nuestros mejores jugadores. A la larga, no podemos sustituir a Luca Toni, Franck Ribéry y Martin Demichelis ", comentó el director deportivo, Hoeness.