presentada por
Menú
Sosa de vuelta en el Bayern

¡El Principito de Oro al ataque!

Desde el domingo, José Ernesto Sosa está de vuelta en Múnich. El jugador bávaro regresó con la motivación a tope, luego de ganar la medalla de oro con la selección de Argentina en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Inmediatamente el Principito se puso a las órdenes del cuerpo técnico bávaro y trabaja con intensidad en la cancha y el gimnasio con el objetivo de transformarse en una alternativa para el equipo. En su segundo año en el Bayern, Sosa quiere demostrar sus cualidades futbolísticas, aquellas que lo llevaron a ganar el título con Estudiantes en el fútbol argentino.

Este martes, tres días después del triunfo argentino sobre Nigeria en la final olímpica, Sosa le mostró su presea a la prensa. “Esta medalla de oro significa mucho para mí porque la gané con mi país“, dijo el mediocampista bávaro orgulloso, aunque enseguida reconoció que lo más importante no fue ganar el oro en los Juegos, sino haber eliminado en semifinales a Brasil. A la pregunta de si para él era más importante haber ganado la medalla de oro o el triunfo sobre el archirrival Brasil, Sosa respondió sin vacilar: “Por supuesto que el triunfo sobre Brasil.”

Experiencia olímpica inolvidable

Pero no sólo el triunfo sobre los vecinos sudamericanos y la obtención del oro hicieron que los Juegos Olímpicos fueran una experiencia inolvidable para Sosa, sino sobre todo el ambiente y el espíritu olímpico vivido en China quedaron en el recuerdo del jugador. “Fue muy lindo ver a todos los deportistas de primer nivel mundial en la Villa Olímpica”, contó Sosa.

El balance de Sosa sobre la experiencia olímpica es sin duda muy positivo. “Estoy muy satisfecho, fue muy lindo. Cumplimos nuestro objetivo de ser campeones”, dijo el volante bávaro y enseguida agregó: “Ahora quiero triunfar aquí en el Bayern. Vengo muy motivado, estoy bien física y anímicamente.”

El objetivo es sumar minutos

La temporada pasada, el Principito jugó 25 partidos oficiales con el Bayern. 10 de ellos como titular. Esta temporada, el jugador de 23 años espera sumar más minutos en cancha. “Estoy pasando por un buen momento y tengo muchas ganas de jugar. Pero el entrenador es el que decide si es que juego o no”, concluyó el flamante campeón olímpico.