presentada por
Menú
Mejora a la vista

Sagnol vuelve a entrenar, Ribéry todavía no

Una semana antes del primer partido oficial de la temporada, la primera eliminatoria de la Copa DFB (la federación alemana de fútbol) contra el equipo de tercera división Rot-Weiß de Erfurt, mejora poco a poco la situación de los lesionados del Bayern de Múnich. Al primer entrenamiento después de volver de Japón, acudieron todos los jugadores a excepción del portero Thomas Kraft y de los olímpicos José Sosa y Breno.

En el primer día de vacaciones en Baviera y con temperaturas veraniegas, los jugadores del primer equipo del club bávaro, se ejercitaron ante unos 1.500 espectadores. Willy Sagnol, que por problemas en los talones no pudo viajar a Japón, participó también en el entrenamiento.

Primer entrenamiento con balón

No del todo recuperados se encuentran por el contrario los nuevos jugadores del Bayern de Múnich, Hans Jörg Butt (problemas musculares) y Tim Borowski (lesión en los ligamentos de la rodilla), que primero han seguido un programa de recuperación en el gimnasio, antes de tener un suave entrenamiento con balón. Los dos se someterán a un reconocimiento médico a principios de semana, con cuyos resultados se fijará cuando se pueden incorporar al entrenamiento con el resto del equipo.

Lo mismo se puede decir de Luca Toni, que tiene una lesión muscular en la pantorrilla, que se ha entrenado el sábado en el gimnasio. "Las lesiones musculares hay que tomárselas en serio", declaró el director deportivo Uli Hoeness al periódico Bild. No cree "que Luca Toni pueda jugar en la Copa contra el Erfurt. Pienso que como muy pronto, podría jugar en el primer partido de liga contra el Hamburgo".

Ningún peso pesado

Más paciencia tendrá que tener Franck Ribéry. Seis semanas después de su lesión de ligamentos en la rodilla, el jueves pasado se le retiró el tornillo de reforzamiento. La operación se desarrolló sin contratiempos y Ribéry ha comenzado ya con ejercicios progresivos de recuperación. "A finales de agosto, principios de septiembre," calcula Hoeness que podrán contar con el francés: "Franck se recupera siempre relativamente rápido. No es ningún peso pesado, más bien peso pluma".