presentada por
Menú
FC Bayern se pone en forma

'Un paso hacia adelante en Japón'

Dar la mano, un abrazo y Juergen Klinsmann no le podía pedir más al día. El entrenador del FC Bayern acababa de ganar al Urawa japonés por 4:2 y con ello el primer título, aunque no oficial, de la temporada, la copa Ciudad de Saitama 2008 y de pronto delante de él sobre el terreno de juego apareció Guido Buchwald. Los dos campeones del mundo en Italia 90, se saludaron muy afectuosamente. Desde hace mucho son buenos amigos. Más tarde se sentaron juntos durante bastante tiempo en la cena que tuvo el equipo en el hotel. Tal vez Buchwald le dijo a Klinsmann, lo que ya le había dicho a fcbayern.de, al acabar el partido: "Muy bien, para haber sido un partido amistoso".

Un juego rápido y directo, con buenas combinaciones y alegre – en la penúltima prueba antes de que comience la temporada oficial, se notó ya, especialmente en la primera parte, el espiritú de juego que Klinsmann quiere imponer. En "ciertas cosas en el juego de ataque", vió Buchwald la influencia de Klinsmann. El equipo ha hecho "muy buenas combinaciones", comentó el antiguo entrenador del Urawa Reds Diamond. Y también Karl-Heinz Rummenige estaba muy satisfecho: "Ha sido el mejor partido que hemos jugado en la fase de preparación".

La victoria nunca estuvo en peligro

Después de dos partidos, en Colonia y Dortmund, en los que el equipo parecía cansado, sin empuje, en el partido en Tokio, los bávaros mostraron ganas y determinación. Diez días antes del primer partido oficial, se pudo ver como el equipo está progresando. "La primera parte ha sido muy buena", comentó Klinsmann, "ha habido buenas jugadas, jugamos muy compactos y compenetrados. Ha sido un paso hacia adelante".

Miroslav Klose (16.), Bastian Schweinsteiger (21.) und Lukas Podolski (43.) pusieron el marcador antes del descanso en un merecido 3:0. "Con nuestro juego rápido, no hemos dado casi oportunidades al Urawa de entrar en el partido", dijo Klinsmann. Sólo a partir de la segunda parte, entre otras cosas por los numerosos cambios que hizo el Bayern de Múnich, el Urawa pudo entrar más en juego y acercarse en el marcador con los goles de Tsukasa Umesaki (57.) y Yuki Abe (80.). Pero con el cuarto gol de Podolski (63.), la victoria no estuvo nunca en peligro.

El balón determina el juego

"El equipo ha hecho un juego refrescante", comentó Uli Hoeness sobre el partido con el Urawa, club con el que el FC Bayern mantiene un acuerdo de colaboración. El equipo ha trasladado al terreno de juego, los conceptos de Klinsmann, que se han estado trabajando desde el principio de la preparación. "Hemos procurado siempre en los entrenamientos, que el balón corra, y que sea éste el que determine el juego. Esto lo van asumiendo cada vez más los jugadores", comentaba satisfecho el entrenador sobre el resultado de su trabajo.

También parece que el equipo ha interiorizado la flexibilidad en el juego que pretende Klinsmann. En Colonia se jugó con un doble seis (dos centrocampistas defensivos) y en Saitama con un rombo y el cambio funcionó sin problemas. "Podemos jugar con un 4-4-2, con los centrocampistas en línea o en rombo. Y podemos jugar un 3-5-2“, explicó el entrenador.

Mucho trabajo por delante

Pero el partido contra el Urawa sólo señala la buena dirección. "Hasta finales de agosto, principios de septiembre", el equipo está todavía, según Klinsmann, en fase de preparación. "Tenemos todavía mucho trabajo por delante". Las jugadas a balón parado y "ciertos movimientos, todavía no se han empezado a practicar". En Saitama, en el país del sol naciente, el nuevo FC Bayern ha empezado a resplandecer.