presentada por
Menú
Dice adiós por última vez

Kahn se despide del fútbol

Este martes, Oliver Kahn le dirá adiós definitivamente al fútbol. Por última vez, el portero alemán se despedirá de la hinchada del Bayern Múnich y colgará para siempre los guantes. Esos mismos guantes con los que custodió durante 14 años la portería bávara. El martes a las 20 horas, Kahn se vestirá por última vez de corto en su partido de despedida donde se enfrentará el actual equipo del Bayern con la selección de Alemania. "Lo único que quiero es celebrar una linda noche con todos los seguidores del Bayern", dijo el guardameta de 38 años y enseguida agregó: "Todo lo demás no importa."

Es decir, a Kahn no le interesa en demasía salir victorioso de su último partido, a pesar de que durante toda su carrera tener éxito fue siempre su mayor meta. No obstante, el portero aseguró que se entrenó duro para llegar bien preparado al partido. Junto con su eterno acompañante, el legendario portero alemán campeón del mundo en 1974, Sepp Meier, Kahn hasta entrenó lanzamientos libres y penales. Quién sabe, quizas mañana el elegido tres veces mejor portero del mundo logra marcar el primer gol de su carrera.

Primera visita desde mayo

A pesar de que en los últimos tres meses Kahn se dedicó a jugar golf, a correr por el bosque y a entrenar de vez en cuando en el gimnasio, el portero no sabe en qué estado llegará al partido de mañana. "La verdad es que no tengo idea cómo estaré jugando. Pero confío plenamente en mi experiencia. Lo importante es aguantar los 75 minutos que estaré en la cancha", dijo Kahn con una sonrisa en la cara.

Por primera vez desde que terminó la temporada pasada, Kahn visitó este lunes la ciudad deportiva del Bayern. Juergen Klinsmann le mostró las nuevas instalaciones del club y le reveló la formación del Bayern para el partido de mañana. "Para mí es un honor que la selección alemana venga a mi partido de despedida", dijo el ex portero bávaro.(

Un mes en bote

En total, Kahn disputó 86 partidos con la selección alemana, 140 encuentros en competencias europeas y 557 partidos en la Bundesliga. Además, ganó ocho títulos de Bundesliga, seis veces la Copa DFB alemana y una vez la Champions League, la Copa Intercontinental y la Copa UEFA. "Hubo muchos momentos inolvidables, pero también algunos dolorosos. Siempre intenté ser yo mismo y seguir mi camino. Eso pienso que lo logré", afirmó el rubio portero.

Desde que terminó su carrera como jugador profesional, Kahn sólo se ha dedicado a descansar. Hace poco estuvo cuatro semanas paseando en un bote por el Mar Mediterráneo. "Los primeros tres meses sin fútbol han sido fantásticos. Me siento muy bien. Lo único que se extraña es el equipo y las bromas entre los jugadores", dijo el guardameta.

Una noche emotiva((

Este martes, Kahn podrá vivir por última vez el ambiente que se respira en un vestuario. El portero alemán reconoció que tuvo algunas ofertas para seguir jugando, pero que las desechó sin dudar. "Tuve ofertas para seguir, pero ni siquiera lo pensé. Tarde o temprano llega el momento de decir adiós y para mí esto ya es suficiente", dijo el "Titán".((

Por ahora, a Kahn sólo le queda vestirse una última vez de corto y salir a la cancha de una Allianz Arena repleta con 69.000 espectadores. Una última vez, el guardameta alemán intentará mantener su portería invicta. "Mañana será una noche muy emotiva para mí", dijo Kahn. Sin duda que "su" última noche será especial.