presentada por
Menú
Dolorosa derrota ante el Bremen

Klinsmann: 'Nos recuperaremos'

El sábado 20 de septiembre no fue un buen día para el Bayern de Múnich. El conjunto bávaro sufrió una aplastante e humillante derrota 2:5 ante el Werder Bremen. Los presentes en la Allianz Arena vieron cómo el equipo de Juergen Klinsmann sufrió su primera derrota de la temporada y además la más abultada desde que juega en su nuevo estadio.

Y todo esto precisamente para el inicio de la fiesta de la cerveza “Oktoberfest“, que tradicionalmente había sido un buen presagio para el Bayern. Por primera vez el conjunto bávaro perdió un partido de local durante el tiempo de Oktoberfest, pero eso no fue lo que más dolió el sábado. Lo más doloroso fue lo abultado de la goleada propinada por el Bremen. La última vez que el Bayern había sufrido una derrota tan estrepitosa jugando en casa había sido hace 32 años cuando perdió 0:7 contra el Schalke 04.

Los números engañan

“Nos duele mucho esta derrota. Nos dieron una verdadera lección de fútbol”, reconoció Klinsmann después de la goleada. Por su parte, Franz Beckenbauer dijo: “Fue un día negro para el Bayern. A veces pasa que tienes días como este, el fútbol es así. Yo estaba en la cancha cuando hace más de 30 años perdimos 0:7 contra el Schalke.”

A pesar de la enorme diferencia que reflejó el marcador final, un vistazo a la estadística hace pensar que el partido fue bastante igualado. 55 por ciento de posesión del balón a favor del Bayern, 52 por ciento de balones divididos ganados, 22:10 remates a portería, 17:2 centros y 8:2 córners a favor. En todos los números el conjunto bávaro fue superior al Bremen, excepto en la obtención de goles. Y es sabido que con goles se ganan los partidos.

Merecida victoria del Bremen

“Tenemos que reconocer que el Bremen hoy fue mejor y ganó merecidamente. Estuvieron más acertados en el finiquito, jugaron con mucha agresividad y de manera muy inteligente”, aceptó Klinsmann y enseguida agregó: “La gran diferencia fue que ellos aprovecharon sus ocasiones de gol y nosotros no. Tuvimos varias oportunidades para abrir la cuenta, pero no fuimos capaces de hacerlo y eso al final nos pasó la cuenta.” En tanto, Beckenbauer analizó: “El Bremen remató seis veces a portería y marcó cinco goles.”

En apenas 40 minutos, el Bremen marcó los cinco tantos del partido. Dos veces Markus Rosenberg (30./67.), Naldo (45.), Mesut Oezil (54.) y el ex delantero bávaro Claudio Pizarro (59.) fueron los autores de los goles visitantes. Por su parte, Tim Borowski (71., 85.) consiguió los dos goles de descuento para el Bayern. “No puedo creer que nos hayan marcado cinco goles. Jugamos muy mal, estuvimos siempre muy lejos del rival, perdimos los balones divididos y nunca pudimos sobrepasar la defensa del Bremen”, se mostró afectado por la goleada el autor de ambos goles bávaros y ex jugador del Bremen.

Aprender de los errores

Klinsmann también criticó el comportamiento defensivo de sus pupilos. “Para poder ganar un partido es clave ganar los balones divididos y hoy no lo hicimos”, dijo el entrenador bávaro. Por su parte, Luca Toni comentó sobre la derrota lo siguiente: “Sabemos exactamente los errores que cometimos y no hace falta analizar mucho.” “Cada uno de los jugadores sabe que no jugó bien y que la actuación del equipo fue decepcionante”, agregó Lukas Podolski.

En el Bayern el deseo ahora es dejar la derrota lo más rápido posible en el olvido. “Sacaremos nuestras conclusiones de esta derrota pero por ningún motivo dejaremos la cabeza gacha”, aseguró Klinsmann y luego añadió: “Nos recuperaremos de esta derrota y volveremos aún más fuertes.” Este miércoles el conjunto bávaro tiene la oportunidad de reivindicarse ante el 1.FC Núremberg en partido válido por la segunda ronda de la Copa DFB alemana.