presentada por
Menú
Klose está en duda

Ribéry no jugará el sábado

Hace dos semanas que Franck Ribéry entrena con absoluta normalidad junto al resto del equipo. En los últimos días incluso realizó un trabajo intensivo especial y si fuera por él ya habría vuelto a jugar contra el Steaua en Bucarest. Sin embargo, Juergen Klinsmann decidió no llevar al jugador francés a Rumanía. Y los que pensaban que Ribéry volvería a vestirse de corto el sábado contra el Werder Bremen, tendrán que seguir esperando porque el volante bávaro volvió a quedar descartado.

“Franck no está lesionado. Sólo tiene una contractura muscular que es algo normal porque entrenó intensivamente los últimos días”, dijo Klinsmann el viernes por la tarde en la ciudad deportiva del Bayern. Según confirmó el técnico bávaro, Ribéry se quejó de un problema muscular después del entrenamiento del jueves y hoy por la mañana fue examinado por el cuerpo médico del club.

Regreso aplazado para el miércoles

“Los médicos dijeron que no habría problema en que Franck jugara mañana, pero uno nunca sabe y lo cierto es que no queremos arriesgarnos”, dijo Klinsmann y enseguida agregó: “Esperar un par de días más no importa.” Lo más probable ahora es que Ribéry vuelva a vestir la camiseta bávara en el partido del próximo miércoles contra el Núremberg en la Copa DFB alemana.

Este sábado contra el Bremen, Klinsmann seguramente tampoco podrá contar con la presencia de Miroslav Klose. “En el partido contra el Steaua, Miro recibió un fuertísimo golpe en el muslo“, contó el entrenador bávaro y luego añadió: “La verdad es que hoy estaba mucho mejor que ayer, pero aún siente dolor. Mañana lo volveremos a examinar y veremos si está en condiciones de jugar o no.”