presentada por
Menú
“Tenemos algo por corregir”

Bayern va por los tres puntos

Hace 18 años Alemania celebró su reunificación y desde hace casi tanto tiempo el VfL Bochum no tiene motivos para alegrarse de jugar en Múnich; el 29 de agosto de 1991 el club visitante obtuvo la que hasta ahora es su única victoria (2-0) en el patio del Bayern. El duelo se repite este sábado y esta vez el campeón alemán no piensa regalar nada.

“Necesitamos esos tres puntos” recalcó Ze Roberto pensando en las dos derrotas en serie en los últimos enfrentamientos de la Bundesliga. El entrenador Juergen Klinsmann dijo por su parte “nos acontecieron dos cosas innecesarias que tenemos que corregir, el equipo sabe que es la hora de repuntar en el campeonato y empezar a acumular puntos que nos lleven a las posiciones del tablero donde debemos estar”.

Por el camino correcto

En opinión de Miroslav Klose, en el último partido de la temporada durante las tradicionales fiestas del Oktoberfest, hay que mostrar una recuperación, “se lo debemos a la afición, este sábado tenemos que darlo todo. Especialmente en el juego sin balón tenemos que mejorar, cuándo no lo tengamos debemos librarnos de la marca para que nuestros compañeros tengan mayores opciones en su entrega, creo que allí radica nuestra principal falla en este momento”, declaró.

El empate a un gol con el Olímpico Lyon a mitad de semana mostró que el Bayern va por buen camino. “Nuestro objetivo es en cada partido poder contar con esa velocidad en los desplazamientos” explicó Klinsmann, y exigió de sus futbolistas que contra Bochum “se ejerza desde el primer minuto mucha presión, se juegue a gran velocidad y haya mucha movilidad cuando no se tenga la posesión del balón”.

Problemas de personal

Esa será la receta del Bayern para generar opciones de gol ante un Bochum que muy probablemente planteará un partido extremadamente defensivo, en procura de utilizar la que para el entrenador Klinsmann es una de las mejores armas del visitante: “ellos son muy buenos en el contragolpe”. El técnico rival confirma esta evaluación al revelar, “Si logramos pararnos colectivamente de manera sólida y cerrada, tenemos los jugadores apropiados para hacerle daño al Bayern.

El Bochum prescindirá de cuatro de sus jugadores, entre ellos el capitán Thomas Zdebel y el suspendido Anthar Yahia, en tanto que el Bayern no contará con Christian Lell, Hamit Altintop y Willy Sagnol. Todos los otros integrantes del plantel está a disposición del técnico Klinsmann, quien mantiene sus cartas tapadas y no anticipó la alineación titular para evitar que “el rival pueda tomar alguna ventaja”.

Pisar el acelerardor

“Lo importante no es quién juega, sino que aquellos once que lo hagan pisen el acelerador a fondo” consideró Klose en concordancia con el planteamiento expresado por su entrenador: “lo que se necesita es una buena actitud y gran seriedad, no hay mucho que decir, basta con colgar la tabla de posiciones en la cabina”.