presentada por
Menú
Subió del 11er al 5to lugar

El Bayern sigue sumando

Cumplidas nueve jornadas, el Bayern de Múnich parece haberse recuperado del mal comienzo en la Bundesliga. Tras el triunfo sobre el Karlsruhe, el fin de semana pasado, ahora el conjunto bávaro le ganó 4:2 al Wolfsburgo y sumó su segunda victoria consecutiva. Satisfecho con la actuación de sus pupilos, el domingo Juergen Klinsmann decidió darles un día de descanso a sus jugadores.

Gracias al triunfo de ayer, el Bayern escaló del décimo primer al quinto lugar en la tabla de posiciones. “Estamos muy contentos con el desarrollo de esta jornada. Subimos muchos puestos en la tabla y eso nos alegra mucho”, se mostró contento el director deportivo bávaro Uli Hoeness.

Buen segundo tiempo

La victoria sobre el Wolfsburgo fue el tercer triunfo del Bayern en tan sólo ocho días, pero lo cierto es que fue una victoria muy luchada. El conjunto bávaro comenzó el partido muy dormido y con goles de Grafite (31./penalti) y Edin Dzeko (33.), quedó en desventaja 0:2. Sin embargo, enseguida el campeón del fútbol alemán reaccionó y comenzó la remontada.

Con un certero remate raso, Franck Ribéry (41.) descontó en el marcador poco antes del descanso. “Ese gol fue muy importante para la moral del equipo”, comentó Bastian Schweinsteiger. “En el entretiempo el entrenador motivó a los jugadores y los animó para que salieran con todo en el segundo tiempo”, contó Hoeness. Por su parte, Christian Lell dijo: “Hoy quedó demostrado que somos un equipo unido que cuando se lo propone sabe revertir situaciones adversas.”

Gran reacción del equipo

En el segundo tiempo el Bayern salió renovado y con una actitud diferente a la del primer período. “A partir del minuto 46, el equipo jugó muy bien. Luchó, corrió y corrigió todos los errores del primer tiempo“, alabó Hoeness. El buen juego del Bayern rindió sus frutos y con goles de Mark van Bommel (54.), Tim Borowski (63.) y Schweinsteiger (80.), también quedó reflejado en el marcador.

”Este partido tuvo de todo”, dijo Klinsmann después del triunfo. El director técnico bávaro alabó la reacción mostrada por sus pupilos, pero también reconoció que en el primer tiempo se cometieron muchos errores. “En la primera parte estuvimos muy dormidos y no fuimos capaces de mantener el cero en nuestra portería”, analizó el DT. “Tenemos que pensar y analizar por qué otra vez nos marcaron dos goles. Es algo que tenemos que mejorar”, dijo Hoeness haciendo referencia a los errores defensivos.

A seguir sumando

Los próximos rivales del Bayern en la Bundesliga serán el Eintracht Frankfurt a mitad de semana y el Arminia Bielefeld el próximo sábado. “Esperamos seguir sumando triunfos y subiendo puestos en la tabla”, afirmó Klinsmann. Por su parte, Hoeness dijo: “Si ganamos esos dos partidos seguramente estaremos entre los tres primeros.” Ojalá que así sea para que el conjunto bávaro se siga acercando a su gran objetivo que es defender el título de campeón del fútbol alemán.