presentada por
Menú
“Que no nos marque un gol”

Misimovic conduce al Wolfsburg

“Él estaba pasado de peso cuando llegó”. Eso es lo primero que menciona Hermann Gerland, entrenador de las divisiones inferiores del Bayern, cuando se le pregunta por Zvjezdan Misimovic, cuyo apodo es “ciruela”, “creo que pesaba 85 kilos para una altura de 1,79 metros, entonces lo puse a correr y si no me equivoco, de todos los jugadores que he tenido él es al que le ha tocado correr más, lo cual le sentó bien”.

Gerland conoce muy bien a Misimovic, el jugador llegó en el verano del 2000 a entrenar bajo su comando en la categoría sub 19 del Bayern, la mina donde se encuentran y pulen las grandes joyas del fútbol. Este sábado el jugador regresa a Munich, esta vez como parte del Wolfsburg, el rival del fin de semana, y con él vuelven a la memoria muchos recuerdos.

“Hermann Gerland era una verdadera fiera, cuando las cosas no funcionaban no tenía problemas en perseguirnos por toda la cancha, eso lo hizo especialmente conmigo” cuenta Misimovic, “siempre es bonito poder encontrarse con antiguos compañeros, además, jugar contra el Bayern es siempre algo especial”.

Campeón y goleador

El futbolista bosnio vistió durante 8 años el uniforme del Bayern, su mayor logro fue el titulo en la liga regional con las divisiones inferiores en el 2004, cuando también, gracias a haber anotado 21 goles, se alzó con el premio al máximo artillero del torneo, reconocimiento que compartió con el peruano Paolo Guerrero. “El trabajo con los juveniles era muy profesional y de primera”, recuerda Misimovic.

“Con nosotros él hizo muy buenos partidos y era uno de los más divertidos integrantes del equipo” recuerda Gerland al “ciruela”, parte de un grupo en el cual también estaban Paolo Guerrero, Andreas Ottl, Christian Lell, Michael Rensing y Piotr Trochowski.

Conductor en Wolfsburg

Los caminos del Bayern y Misimovic se separaron en el 2004 cuando éste se marchó a jugar para el Bochum, club con el cual debutó en la Bundesliga, y posteriormente vía Nuernberg (207-2008) al Wolfsburg, siempre apoyado por Gerland quien revela “yo le he ayudado un poco y le hago seguimiento, el se ha convertido en un gran valor”.

En Wolfsburg Misimovic se ha consolidado en su primera temporada con el club como el conductor del equipo, en su cuenta tiene ya 3 goles, 4 pases de gol y ha participado en todos los partidos hasta el final.

“Era difícil para él llenar el vacío dejado por Marcelinho tras su partida, pero hoy Misimovic es el encargado de marcar nuestro ritmo” elogia el entrenador del Wolfsburg, Felix Magath, a su volante creativo de apenas 26 años.

El jugador opina sobre el duelo contra el Bayern: “no será un partido fácil, pero nosotros no nos vamos a esconder”. Gerland por su parte le aconseja a su ex alumno: “que no nos marque un gol”.