presentada por
Menú
Regeneración en primer plano

Bayern concentrado en el Steaua

Tras el pitido final, no había tiempo que perder. Todavía en los vestuarios de la Allianz Arena, después del partido que ganó el sábado al Cottbus por 4:1, empezó para el Bayern de Múnich la preparación para el partido de Champions League que le enfrentará tres días más tarde al Steaua Bucarest.

Con ejercicios en bicicletas spinning y baños en agua helada, comenzó el trabajo de regeneración, ya que el partido contra el Steaua, es de "gran importancia” para el Bayern, como dijo Juergen Klinsmann. "Tenemos la oportunidad de clasificarnos ya para los octavos de final de la Champions. Por eso a partir de ahora mismo toda nuestra concentración, en todo lo que hacemos, esta dirigida al Steaua“

También el domingo giró en el Bayern de Múnich casi todo sobre la regenaración. Carrera suave de recuperación, gimnasia y masaje, para los jugadores que jugaron contra el Cottbus más de media parte, el resto sudó en un intenso ejercicio de fuerza en el Centro de Recreación y Rendimiento.

Podolski en forma, Micho tocado

También participó en estos ejercicios Lukas Podolski, que el sábado no pudo jugar por una contusión en el muslo. El martes el delantero formará parte del equipo. "Lukas vuelve al equipo”, anunció Klinsmann. En cambio es duda Martín Demichelis, que contra el Cottbus fue golpeado en la pantorrilla y tuvo que ser sustituido en el descanso del partido, "una medida de precaución”, como dijo Klinsmann.

Por lo demás el Bayern pasó el partido contra el Cottbus sin grandes contratiempos, de manera que Juergen Klinsmann, para el partido contra el Steaua, podrá contar con todos sus jugadores, a excepción del desde hace tiempo lesionado Willy Sagnol y de Hamit Altintop, que no tiene todavía el nivel de entrenamiento necesario. "Queremos que se decida ya y meternos en octavos de final”, comentó Bastian Schweinsteiger. No sólo en el aspecto físico, sino también en el mental, para el equipo todo gira ahora alrededor del Steaua de Bucarest.