presentada por
Menú
'Todo ha funcionado'

El Bayern preparado

La lucha por el oficioso campeonato de invierno continúa. Una semana después del tropiezo en Moenchengladbach, el Bayern de Múnich siguió con su persecución en la Bundesliga con una lógica victoria en casa contra el Cottbus por 4:1 (2:1). Mandando una clara señal a Leverkusen y Hoffenheim, para la que el director deportivo Uli Hoeness denomina "semana de la verdad“.

"Estamos llegando donde queremos“, dijo el entrenador Juergen Klinsmann, tras el octavo partido consecutivo sin conocer la derrota. "Seguimos presionando a los dos equipos que nos preceden en la clasificación, con la vista puesta en ser campeones de invierno. Ahora tenemos los partidos contra Leverkusen y Hoffenheim. Ya veremos, como está la cosa a mitad de diciembre”

Antes, el próximo martes, le espera el Steaua de Bucarest, en partido de Champions League, para el que en su encuentro contra el Cottbus, el Bayern de Múnich demostró su buen momento de juego. "Todo ha funcionado, menos aprovechar las numerosas oportunidades. Nos hubiera gustado hacer algún gol más”, dijo Klinsmann después del partido.

33 disparos a puerta, 13 de ellos de Luca Toni, por parte de los jugadores bávaros, contra 10 del Cottbus. De todas formas el director deportivo, Uli Honeness, se mostró contento, aunque "sólo” se lograran cuatro goles: "Después del 4:1 han jugado claro más lentos, porque todos saben, que ahora llega la semana de la verdad y hay que conservar fuerzas”

Pero primero, a pesar de la superioridad del Bayern, el Cottbus se adelantó con gol de Ervin Skela (25.). "Fue un poco como el mundo al revés“, dijo Bastian Schweinsteiger y Klinsmann: "Dio rabia, porque podíamos haber ido en ese momento ya 2:0 o 3:0. Pero no nos hemos puesto nerviosos, porque sabíamos que si manteníamos el ritmo, tendríamos oportunidades de gol y poco a poco le daríamos la vuelta al marcador”.

Y así fue: Franck Ribéry (29.) con un "lanzamiento de falta genial“, como dijo Klinsmann, y el defensa Martin Demichelis (38.) pusieron ya antes del descanso a su equipo en el camino de la victoria. "El equipo ha reaccionado muy bien tras el gol encajado y ha hecho muy rápido dos goles”, comentó Hoeness. Miroslav Klose (54.) y Luca Toni (59.) dejaron el partido, jugado ante 69.000 espectadores, en el definitivo 4:1.

"No queremos ganar de cualquier manera, sino jugando bien. Ya en la primera parte hemos jugado como pretendemos. Hemos jugado rápido hacia delante y hemos tenido muchas ocasiones de gol“, dijo un satisfecho Philipp Lahm. "Nuestro objetivo, es ganar todos los partidos hasta la interrupción de invierno. Entonces estaremos arriba del todo”. Tal vez se consiga antes, tras jugar contra Leverkusen y Hoffenheim.