presentada por
Menú
Sigue subiendo puestos en la Bundesliga

El Bayern ya está tercero

El Bayern de Múnich sigue demostrando que está absolutamente recuperado del mal comienzo de temporada. Gracias al triunfo 3:1 sobre el Arminia Bielefeld, el conjunto bávaro escaló al tercer lugar de la tabla y sumó además su sexto partido consecutivo ganado. Uli Hoeness, al igual que todo el mundo en el Bayern, se mostró contento y satisfecho con la victoria. "Hace tiempo que no dominábamos un partido con tanta claridad", comentó el director deportivo bávaro.

Un vistazo a la estadística demuestra la enorme superioridad que mostró el conjunto bávaro el sábado en la Allianz Arena. 37:2 remates a portería, 20:0 tiros de esquina y 65 por ciento de posesión de balón. Sin duda, el Bayern superó en todos los números al Bielefeld, pero esa enorme superioridad plasmada en el terreno de juego no se traspasó al marcador.((

El Bayern siempre creyó en el triunfo

Pese a lograr relativamente temprano la apertura de la cuenta (minuto 25), gracias a un gol de Miroslav Klose, el Bayern no pudo mantener la ventaja en el marcador y encajó el empate en el minuto 30. Tras un lamentable penal cometido por Martín Demichelis, el polaco Artur Wichniarek marcó el 1:1. “En el primer tiempo nos complicamos mucho. El gol en contra fue absolutamente evitable”, lamentó Hoeness.

Pero a pesar del empate y de enfrentar a un rival que sólo se dedicó a defender, el Bayern mantuvo la calma hasta lograr la victoria. “El equipo siempre creyó en el triunfo. No importó perder una y otra ocasión de gol, los muchachos siguieron luchando e insistiendo hasta desnivelar el marcador. Pocas veces vi a un equipo crearse tantas ocasiones claras de gol en 45 minutos. Me gustó mucho el rendimiento de los muchachos en el segundo tiempo“, agregó Hoeness.

Pudo haber sido goleada

Sobre todo la actuación de Franck Ribéry fue una vez más sobresaliente. El mediocampista francés marcó, en el minuto 76, el importante 2:1. Para Ribéry fue su tercer gol consecutivo tras los tantos logrados ante el Wolfsburgo y el Frankfurt. “Cada vez me siento un poco mejor y veo que estoy recuperando mi mejor nivel de juego”, se mostró contento el volante bávaro.

Ribéry también fue a quien le cometieron un penal en la fase final del partido. Lukas Podolski (84.) transformó la pena máxima en gol y estructuró así el marcador final de 3:1 a favor del Bayern. “El equipo jugó muy bien hacia adelante. Tuvimos como mínimo diez ocasiones claras de gol. Ganamos merecidamente, aunque el marcador podría haber sido más abultado. Podríamos haber goleado 5:1 o incluso 6:1”, aseguró el director deportivo bávaro Hoeness.

Confianza antes de viajar a Italia

Por su parte, Juergen Klinsmann también se mostró conforme con la actuación de sus pupilos. “En el segundo tiempo jugamos muy bien y prácticamente forzamos el 2:1. Estamos contentos con este triunfo porque nos permitió mantener la buena racha que estamos teniendo”, dijo el entrenador bávaro, quien intentó jugar con un esquema táctico diferente al habitual. “Quisimos probar un sistema táctico diferente. El 4-2-3-1 es una alternativa interesante”, afirmó Klinsmann.

“Aprobamos el examen para el partido del miércoles ante la Fiorentina. Este triunfo nos da la confianza necesaria para afrontar ese importante partido en Italia y además nos permite subir al tercer lugar en la Bundesliga”, dijo Hoeness y enseguida agregó: “Estamos contentos con los últimos resultados pero nuestro objetivo es ser primeros. De todas formas hay tranquilidad porque poco a poco nos estamos acercando al liderato.”