presentada por
Menú
Objetivo la Copa de la UEFA

Munteanu se alegra de volver

Los recuerdos de Dorinel Munteanu sobre el Bayern de Múnich no son especialmente buenos. 14 partidos como jugador del 1.FC Koeln (Colonia) y VfL Wolfsburg, jugó, el que fuera internacional con Rumania, contra el Bayern y el balance no es muy positivo: sólo pudo ganar dos partidos, empató tres y perdió en nueve ocasiones. El martes tratará de mejorar, ya como entrenador del Steaua de Bucarest, este balance.

"Va a ser difícil para nosotros“, comentó Munteanu el lunes, un día antes del encuentro de vuelta de la fase de grupos de la Champions League. "Espero que hagamos un buen partido. Mis jugadores están muy concentrados y preparados. Tenemos mucho respeto del Bayern, pero ningún miedo”

Desde hace 12 partidos sin ganar

Munteanu dirije al Steaua desde hace cuatro semanas. El anterior entrenador Marius Lacatus dimitió tras perder en casa por 3:5 contra el Olympique de Lyon. Cinco días después Munteanu se hacía cargo del equipo. Pero la esperada reacción del "Bayern de Rumanía“ (Munteanu) de momento no se ha producido.El Steaua no conoce la victoria desde hace doce partidos oficiales. "Mis jugadores están pasando un momento difícil“, dijo Munteanu.

En la liga rumana el Steaua ocupa actualmente la quinta posición, con ocho puntos menos que el primer clasificado, pero por lo menos desde la llegada de Munteanu, el equipo tampoco ha perdido ningún partido, por lo que el encuentro contra el Bayern no llega en mal momento. "¿Por qué no habríamos de salir de esta situación en el partido número 13?“, dijo Munteanu confiado.

Boicot de los jugadores

Que la situación es difícil, lo demuestra el boicot por parte de los jugadores a los medios de comunicación rumanos, hasta por lo menos el próximo partido de liga contra el lider de la clasificación Unirea Urziceni. Los jugadores lo justifican por los constantes ataques que reciben en los medios deportivos rumanos y porque sus declaraciones no se corresponden con la verdad.

Munteanu, que quizá por ello se mostró muy comunicativo, tiene puesta la vista en alcanzar el tercer puesto del grupo y con ello clasificarse para disputar la Copa de la UEFA. “Nuestro objetivo es la Copa de la UEFA, pero sabemos que va a ser difícil“. Para ello necesitan ganar los dos partidos que quedan de la fase de grupos, contra el Bayern y el Florencia, lo que a la vista de los resultados en lo últimos partidos de Champions League, desde hace 15 encuentros sin ganar, parece casi imposible.

El alemán

"Mis jugadores no tienen que tener tanto respeto ante el Bayern. Tienen que dar todo y luchar 90 minutos“, según Munteanu, quién no cuenta con individualidades como Franck Ribéry ("Es uno de lo mejores del mundo”). "Lo decisivo es el equipo”, dijo el que jugara 198 veces con la camiseta de su selección y que en su país es conocido como "el alemán”, que trata de inculcar a sus jugadores virtudes como disciplina y orden. "Mi filosofía no está muy lejos de lo que aprendí en la Bundesliga“.

Munteanu se alegra de volver a "su segunda patria. Es muy agradable, me gusta mucho siempre volver a Alemania”, dijo el entrenador del Steaua, cuya familia todavía vive en Alemania. Sólo del Bayern de Múnich no tiene demasiados buenos recuerdos. "Jugué buenos y malos partidos contra el Bayern. Pero de los resultados no me acuerdo”, dijo sonriendo.