presentada por
Menú
Profesionales contra aficionados

Provechoso partido de entrenamiento

Un aficionado viajó 600 kilómetros, sólo para ver a la estrella estadounidense Landon Donovan, quien hasta el próximo viernes será huésped del Bayern Munich. Valió la pena, Donovan marcó los goles en la victoria (2-1) de los profesionales contra el equipo aficionado, y, según dejo el entrenador Juergen Klinsmann, “dejó una muy buena impresión y su forma de ser fue recibida positivamente al interior del equipo”.

En estos momentos el estadounidense llena el vacío dejado por los jugadores nacionales dse gira con sus selecciones, y por Tim Borowski, quien no pudo absolver todo el entrenamiento del día por dolencias que no deben significar su baja para el partido del sábado ante el Cottbus.

Klinsmann aseguró estar satisfecho con el partido realizado durante la práctica pese a la ausencia de varios de los jugadores: “para algunos miembros del plantel como Breno o Butt, que no tienen tantas oportunidades de jugar, es importante este tipo de enfrentamientos”. Además, según señaló el entrenador, también se trabajó en el aspecto táctico, especialmente en los movimientos de regreso cuando no se tiene el balón, y de apertura de la cancha cuando se le posee.

Pausa para Lucio

Otro de los positivos efectos del partido fue la posibilidad que tuvo Philipp Lahm de volver a jugar luego de su lesión, y que los integrantes del equipo juvenil pudieron mostrarse ante Klinsmann. El defensor central Lucio aprovechó la jornada para recuperarse de sus dolencias en el gimnasio, el próximo jueves entrenará con el resto del plantel y el entrenador considera que podrá contar con él para el duelo del fin de semana en la Bundesliga contra el Cottbus.