presentada por
Menú
Toni se estrena

Volando, el primer gol

Justo el día que estrenó su cuenta goleadora en la Champions League, Toni no lo pudo celebrar con su característico gesto de desenroscarse la oreja. Cuando en el minuto 61 de partido contra el Steaua de Bucarest, Toni, con un remate de cabeza, lanzándose en plancha, logró su primer gol de la Champions, cayó con tan mala fortuna, que se hizo daño y tuvo que ser atendido.

"Claro que me hubiera gustado meter el gol sin lastimarme", se reía Toni, durante la rueda de prensa del día posterior al partido, "pero mejor así, que no marcar". Una venda en la mano izquierda y el hombro derecho lastimado recordaban, un día después de la clara victoria por 3:0 contra el Steaua, la determinación y las ganas durante el partido por parte del campeón italiano, que volando, consiguió el primer gol en "la máxima categoría".

También en el último partido de Bundesliga contra el Cottbus, desaprovechó Toni, sobre todo en la primera parte, claras ocasiones de gol. "Sabía, que era una cuestión de tiempo, pero que terminaría entrando". Toni comentó no haber dudado en ningún momento de sus cualidades de goleador. "Malo es, cuando no se tienen ocasiones. Pero si tengo oportunidades de gol, eso es buena señal y me motiva"

De la misma opinión era Klose, que fue quién, con un pase perfecto, ayudó a Toni a estrenarse en la Champions. "Luca y yo hemos dejado escapar alguna ocasión, pero lo importante es llegar a tener ocasiones. Luego es una cuestión de tiempo hasta que marcamos". En la primera parte nos faltó "tranquilidad", según Klose, "queríamos un gol como fuese. Cuando uno sólo piensa en meter un gol, no lo metes, no hay que obsesionarse, hay que estar tranquilo".

Tranquilo como Toni, que no sólo por su gol, estaba "muy satisfecho". "Las cosas van bien y en el grupo todo funciona. Ahora es de verdad divertido”. También lo disfrutó el entrenador Juergen Klinsmann, quién como delantero que fue, entiende perfectamente, ahora desde el banquillo, como se siente un delantero. "Luca es de la clase de delantero, que si falla un par de veces, se queda más hambriento de gol todavía. Así es como son los delanteros de su categoría".

Antes del inicio del partido y en el descanso le había dicho a su número nueve: "vas a meter tu primer gol de Champions“. Sólo tenía que „insistir y tener ganas de gol", confesó satisfecho Klinsmann después del partido. "Por eso estamos contentos, de que forme parte del equipo".

En los cuatro partidos que quedan hasta la pausa invernal (Toni: "Son partidos importantes y decisivos") el delantero italiano espera continuar con su racha de goles en los cuatro últimos partidos. Sólo a la hora de celebrarlo, "desenroscándose la oreja", tendrá que haber cambios. "Con la izquierda no puedo hacerlo, porque me duele la mano y con la derecha tampoco, porque me duele el hombro. Tendré que pensar algo nuevo".