presentada por
Menú
Todos en forma a Lyon

Altintop celebra regreso

Los 650 espectadores del partido de la tercera división entre el Bayern y el VfB Stuttgart II, en el estadio de Grünwalder Straße, se asombraron al ver entrar a la cancha al jugador con el número 29 en el equipo anfitrión: Hamit Altintop, quien había participado por última vez en un compromiso oficial el 23 de agosto pasado.

Casi cuatro meses después de su lesión y las consecuentes operaciones, el medio campista celebró, a 4 días de su cumpleaños número 26, el regreso a los estadios durante el empate 1-1 del equipo de la reserva, y a lo largo de los 90 minutos mostró gran disposición, convirtiéndose en una de las figuras del partido.

Aún por mejorar

“Se esforzó bastante, él estuvo durante largo tiempo lesionado y no es que de una vez se pueda esperar que lo dé todo” dijo el entrenador Hermann Gerland. Por su parte Altintop opinó sobre su primer partido en 15 semanas, cuando el Bayern empató a uno ante el Dortmund, “me pareció que estuvo bien, pero aún hay por mejorar”. Eso lo logrará acumulando práctica.

Que durante su regreso hubiera jugado completos los 90 minutos pese a las condiciones tan difíciles del terreno –húmedo y resbaladizo- no fue sorpresa para el futbolista turco: “desde hace dos semanas estoy entrenando con el equipo, y antes de eso trabaje muy duro con Thomas Wilhelmi, por eso ha resultado menos complicado ponerse en forma”.

Todos a bordo

Altintop espera en esta última semana antes de la pausa invernal volver a jugar con los profesionales en Lyon o en Stuttgart, “me gustaría ya que estoy otra vez bien y entreno con el resto del equipo”. Respirar otra vez el aire de la Champions League sería ideal: “si hago ese viaje claro que entonces quiero jugar” dijo sin demandar directamente que se le incluya en la nómina titular.

El entrenador Juergen Klinsmann tiene de donde elegir, pues con excepción de Willy Sagnol todos los integrantes del plantel están en forma, la única duda sería Lukas Podolski, quien ya se recuperó de sus dolencias de espalda pero pescó un virus gripal. “Aún tenemos que esperar” anunció Klinsmann.