presentada por
Menú
Final por el primer puesto

El Bayern quiere 'jugar a tope'

El Lyon recibe al Bayern de Múnich con lluvia. El tiempo se corresponde con los tristes recuerdos que tiene el equipo alemán de la "ciudad de la luz ". Hace cinco años, el Bayern no paso del empate, en marzo del 2001 perdió por 0:3, derrota que acabó con las legendarias declaraciones de un Franz Beckenbauer, muy enfadado. Al tercer intento, el equipo de Múnich, quiere "con todas las fuerzas" (Juergen Klinsmann) festejar el primer éxito en Lyon. El miércoles por la tarde en el estadio Stade Gerland ( a partir de las 20.30 en Liveticker) el objetivo es lograr el primer puesto del grupo.

"Quedar primeros es muy importante para nosotros", afirmó Klinsmann ante el duelo contra el Olympique. Los dos equipos, empatados a puntos, están ya clasificados para octavos de final de la Champions League, con un empate con goles o con la victoria el Bayern de Múnich quedaría primero del grupo. "Queremos quedar primeros y lucharemos para ganar", dijo Karl-Heinz Rummenigge.

Como primero de grupo, el partido de vuelta de octavos se jugaría en Múnich. "Es una pequeña ventaja, pero puede ser decisiva", cree Philipp Lahm, "el pasado, ha demostrado que como primero de grupo, las posibilidades de seguir en el torneo son mayores". En 124 encuentros, se impuso en 73 ocasiones, el equipo que jugó la ida como visitante. "Los octavos, no deben ser el final del torneo", dijo Rummenigge.

"No volveremos a perder 0:3", de eso está seguro Rummenigge. Pues del nivel que entonces criticó Beckenbauer ("fútbol de veteranos"), se encuentra la plantilla actual desde hace semanas, muy lejos. Como de "mucho nivel", calificó Rummenigge los últimos partidos del Bayern de Múnich, que viaja a Lyon sin conocer la derrota desde hace 14 partidos oficiales. "Vamos con mucha seguridad al partido. Nuetro equipo ha crecido de tal manera, que creemos que pondremos en dificultades al Lyon".

"No está ya decidido", según Rensing, porque el Lyon no cuente con Juninho y otros jugadores importantes y en los tres últimos partidos de la liga francesa no haya logrado la victoria (artículo en fcbayern.de). Klinsmann espera el miércoles un "partido muy difícil". Franck Ribéry comentó "conozco al Lyon. En los partidos importantes siempre está ahí".

Pero tampoco el Bayern de Múnich puede contar con todos sus jugadores. Los brasileños Zé Roberto y Lucio no pudieron viajar con el equipo (ver artículo "Sin Zé y sin Lucio" en fcbayern.de). Pero no por ello el equipo de Múnich va a renunciar a "jugar a tope", como dijo Rensing. Y eso vale lo mismo para la Champions League, que para el último partido de la primera vuelta de la Bundesliga, que el equipo juega el sábado contra el Stuttgart.

"Dos victorias", querría Rummenigge para acabar el año, para Klinsmann sería importante "cerrar el año con éxitos". Una victoria en Lyon salvaría por lo menos la cena. Aunque no hay que "tener miedo", comentó Schweinsteiger. "Franz Beckenbauer esta vez no viaja con el equipo".