presentada por
Menú
Klinsmann contra Babbel

Encuentro de dos colegas

Juntos se alzaron con la Eurocopa, ganaron la Copa UEFA y se coronaron como campeones de Alemania; el sábado se encuentran de nuevo, dos colegas que se enfrentan. En el final de la primera ronda de la Bundesliga se ven otra vez las caras como entrenadores: Juergen Klinsmann en el banco del Bayern Múnich y Markus Babbel en el del Stuttgart.

“Alguien de Stuttgart entrena el Bayern, y un bavaro al Stuttgart” menciona un divertido Klinsmann al revisar la constelación en el banco de los rivales del último partido del año. El entrenador del Bayern jugó entre 1984 y 1989 para el Stuttgart 156 cotejos y anotó 79 goles antes de llegar a Múnich, en 1995, tras su paso por Inter Milán, AS Monaco y Tottenham Hotspur.

Klinsmann envía mensajes de texto

En el caso de Babel las cosas fueron al contrario, durante 16 años este joven originario de Múnich jugó para el Bayern, pasando por todas las divisiones inferiores, antes de llegar al primer equipo con el que formó en 182 disputas oficiales de la Bundesliga, para partir luego con rumbo a Inglaterra (FC Liverpool und Blackburn Rovers) y en el 2005 terminar en Stuttgart, donde en el 2007 salió campeón y terminó su carrera.

Luego de que el entrenador Armin Veh fuera despedido, Babbel asumió el puesto y ha vuelto a poner al club en el camino del éxito. Uno de los primeros en felicitarlo por su ascenso a la posición de entrenador fue Klinsmann: “él me envió un mensaje de texto deseándome buena suerte” reveló Babbel.

Buenos recuerdos

“Yo me alegro mucho que él haya recibido esa oportunidad en el Stuttgart, durante largos años jugamos en la selección nacional y en el Bayern, él tiene un gran carácter, y es alguien que está con los pies en el suelo. Cruzo los dedos para que le vaya bien, con excepción de este sábado”, dijo Klinsmann

Babbel también le dará reposo a la amistad durante los 90 minutos del partido: “es un juego muy especial, pero de todas formas se trata de ganar los tres puntos. Bayern es un gran club de cual tengo muy buenos recuerdos y todavía un estrecho contacto; los campeonatos que ganamos con Ottmar Hitzfeld, el trofeo de la Copa Alemana y la final, que lamentablemente perdimos, en la Champions League, fueron lo mejor”.