presentada por
Menú
Entrevista con Klinsmann, parte I

“Entonces no hay progreso posible”

El 11 de enero del 2008 Juergen Klinsmann fue presentado como el sucesor de Ottmar Hitzfeld, 240 periodistas y 33 equipos cámaras de televisión registran al ex entrenador del seleccionado nacional alemán hablar del concepto sobre su primer trabajo al mando de un club. Desde entonces han pasado muchas cosas en la vida del ex delantero y conjuntamente con Klinsmann fcbayern.de le da un vistazo a todas ellas y hace un balance de los primeros seis meses como Director Técnico del actual campeón de la Bundesliga.

La entrevista con Juergen Klinsmann, parte I

fcbayern.de: Juergen, hace un año fue presentado como el nuevo entrenador del Bayern. ¿Cómo ha cambiado desde entonces su vida?
Juergen Klinsmann: “Para nosotros como familia significó el regreso a Alemania, después de 10 años en los Estados Unidos fue un gran paso. Ello estaba unido al gran honor de ser entrenador del Bayern Múnich, una oportunidad para ser tomada, algo fuera de lo común el asumir el comando del más importante club de Alemania”.

fcbayern.de: Para todos fue una sorpresa su nombramiento como entrenador del Bayern, ¿también lo sorprendió a usted?
Klinsmann: “A mí también me tomó por sorpresa cuando poco antes de navidad Karl-Heinz Rummenigge y Uli Hoeness me llamaron para preguntarme si me interesaría esa tarea. El paso de regresar a Europa fue menos sorpresivo, era más bien una cuestión de tiempo que se diera pues desde que terminé mi labor como entrenador nacional ya había escuchado algunas ofertas. Con el Bayern arreglamos todo en cinco minutos gracias a que mi esposa, espontáneamente, dijo inmediatamente que sí. A pesar de que deportivamente fueron turbulentos, los dos años que pasé en Múnich como jugador dejaron gratos recuerdos, entre ellos el nacimiento de mi hijo menor”.

fcbayern.de: De manera oficial el trabajo empezó el pasado primero de julio, sin embargo usted arrancó mucho más temprano, ¿cierto?
Klinsmann: “A pesar de que durante la primera mitad del año aún no tenía contrato, el trabajo de preparación para lo que se vendría encima a partir del 1 de julio fue intensivo. Además allí estaba el proyecto del nuevo Centro de Rendimiento, pues cuando escuché que con la construcción del nuevo Centro de Servicio, un edificio quedaba disponible, empecé a planear desde enero mismo”.

fcbayern.de: ¿Fue difícil llevar todo eso a cabo sin interferir con el trabajo de Ottmar Hitzfeld?
Klinsmann: “No, de ninguna manera, concientemente tomé la decisión de no conceder entrevistas para que Ottmar pudiera trabajar tranquilo, eso lo habíamos acordado, y yo, de una manera calmada, con el apoyo de las directivas, pude prepararlo todo desde detrás del escenario”.

fcbayern.de: ¿Hubo entre usted y Ottmar Hitzfeld una especie de diálogo de transferencia de mando?
Klinsmann: “Sí, pero ella no ocurrió al finalizar la temporada, sino en marzo o abril, entonces nos fuimos a comer juntos y nos contamos todo sobre el equipo; yo estaba curioso por la forma en la que él lo veía. Tras esa reunión decidí informarle a las directivas que asumiría el plantel tal y como estaba, al fin y al cabo ya el año anterior se había hecho un gran esfuerzo financiero, y yo quería hacerme personalmente una idea de cada jugador, ver qué potencial tenía cada uno de ellos y cómo podía mejorarse”.

fcbayern.de: ¿Estaba nervioso en su primer día?
Klinsmann: “Emocionado y orgulloso, nervioso no. Yo ya venía con una alegría especial desde hace seis meses y desde el principio se trabajo duro para que un todo el engranaje funcionara, no sólo teníamos un nuevo Centro de Rendimiento, también un equipo de entrenadores”.

fcbayern.de: Usted habla de novedades, ¿era conciente que todas ellas generarían un par de complicaciones para empezar a andar, especialmente por la Eurocopa?
Klinsmann: “Sí, para nosotros era claro que por esas condiciones especiales las cosas no iban a funcionar desde el principio. Nosotros no sólo modificamos el horario de los jugadores, también introducimos cambios en todo su entorno, por ello no le fue fácil al equipo encontrar calma; además yo estaba muy curioso por conocer todo lo deportivo del plantel completo. Era claro que todo iba a tomar tres o cuatro meses”.

fcbayern.de: En las primeras semanas del torneo probó diferentes formaciones y sistemas, ¿hacía parte del plan?
Klinsmann: “Era importante que tuviéramos lo más rápido posible un segundo sistema. El 3-5-2 ha funcionado bien, es una variante que podemos sacarnos ahora de la manga. De otro lado también era muy importante que los jugadores comprendieran los retos de enfrentarse a cosas nuevas, en Estados Unidos dirían que los “sacamos de su esquina confortable”. Todo eso provoca inseguridades, pero eso lo sabíamos, sólo a través de cambios se pueden asimilar algunas enseñanzas, cuando todo permanece como era, entonces no hay posibilidades de progreso; esa es mi premisa y todos estábamos interesados en ver como reaccionarían los jugadores”.

fcbayern.de: ¿No lo intranquilizó que al principio de la temporada no se daban los resultados?
Klinsmann: “Eso no nos intranquilizó, pero a nuestro alrededor empezó a temblar, el Bayern está permanentemente bajo observación, no importa lo que uno haga, los resultados tienen que darse. El espacio para probar es reducido, y nosotros decidimos movernos en ese espacio pues a mi me contrató el club para mejorar a los jugadores”.

fcbayern.de: ¿Cómo reaccionaron los jugadores a las novedades?
Klinsmann: “Creo que lo más importante para los jugadores fue ver que a nosotros lo que más nos importaba eran ellos, que ellos eran el centro de nuestro trabajo. Nosotros exigimos mucho de ellos, y ellos reciben gran valoración, apoyo y excelentes condiciones de entrenamiento, unas que internacionalmente, en mi opinión, son de punta”.

Entrevista de Dirk Hauser
Parte II de la entrevista el lunes