presentada por
Menú
Reacciones tras el partido

“Una derrota evitable“

El Hamburgo no le hace las cosas fáciles al Bayern. Por quinta vez consecutiva, los bávaros no pudieron derrotar el viernes por la noche al equipo del norte. En su visita a Hamburgo, en el partido inaugural de la segunda vuelta, el Bayern se volvió a casa con 1-0 en contra.

Tras el silbato final, los muniqueses estaban “decepcionados y enfadados”, como explicaba Jürgen Klinsmann. El entrenador bávaro fue crítico con su equipo: “En la primera media hora estuvimos dormidos”. En la segunda etapa el equipo no supo aprovechar las “mejores chances”. “De alguna manera, el balón no quería entrar”, agregó.

Las reacciones:

Karl-Heinz Rummenigge: “Fue una derrota evitable. Especialmente en la primera media hora hicimos muy poco, jugamos sin agresividad. Tal vez se creyó que, después del gran partido ante Stuttgart, iba a bastar con la mitad de la fuerza. Pero eso no puede ocurrir ante ningún equipo, y menos ante el HSV Hamburgo. En el segundo tiempo, hemos jugador realmente bien, pero no supimos aprovechar las mejores chances. Un empate hubiera sido lo justo, incluso una victoria. El HSV se suma desde ahora a la lucha por el título“.

Jürgen Klinsmann: “Nos dormimos en la primera media hora. Estábamos dispersos, no ejercimos presión y dejamos jugar al HSV. El equipo entero no estaba presente. A la media hora logramos empezar a meternos en el partido, pero luego llegó desafortunadamente el gol en contra poco antes del entretiempo. El juego en la segunda parte estuvo bien. Tuvimos mucha oportunidad, pero el balón, de alguna manera, no quería entrar. Ahora estamos decepcionados y enfadados. Estábamos decididos a cambiar la historia. Tuvimos las chances necesarias para emparejar el partido, pero no pudimos concretarlas. Por eso nos quedamos con las manos vacías”.

Mark van Bommel: “En la segunda etapa deberíamos haber marcado. En el primer tiempo, el Hamburgo hizo las cosas bien. Si estás lejos del balón, el balón no entra en disputa y puedes estar corriendo hasta mañana. Si ahora ganamos ante el Dortmund, tendremos un punto más que en la ida”.

Philipp Lahm: “Entramos mal al partido, por más que tuvimos la primer oportunidad clara gracias a Bastian Schweinsteiger. Si hubiéramos concretado esa, como contra Stuttgart, hubiera sido muy difícil frenarnos. No lo supimos aprovechar. De todas formas, generamos muchas ocasiones. Pero lamentablemente, hoy no hicimos ningún gol”.

Martin Jol (entrenador del HSV): “En el primer tiempo jugamos muy bien, y en el comienzo del segundo deberíamos haber marcado el 2-0. Después tuvimos mucha suerte, pero lo mismo le ocurrió al Bayern. Fue un partido increíble“.

Mladen Petric (HSV): “Estamos realmente muy contentos. La clave de hoy fue un trabajo en equipo compacto. En la primera parte dominamos claramente, en la segunda nos pusieron bajo presión. Pero también tiramos al arco y nos defendimos con once jugadores".

Frank Rost (HSV): “Fue un partido parejo. Cualquiera de los dos podría haber ganado. A este nivel, deciden los pequeños errores. Hoy la suerte estuvo de nuestro lado. Tenemos que seguir así la semana que viene frente al Karlsruhe. Si lo logramos, podemos luchar arriba hasta el final de la temporada”.