presentada por
Menú
Ribéry resentido

Cinco bajas en Bamberg

Ya se entró en la fase decisiva de la preparación de la segunda vuelta del campeonato, a 11 días del primer partido oficial del 2009, el enfrentamiento en octavos de final de la Copa Alemana contra el Stuttgart, lo que queda es el trabajo de afinamiento. “Queremos reintegrar los movimientos automáticos tan rápido como se pueda” dijo el entrenador Juergen Klinsmann al regresar de la concentración en Dubai.

El primer paso en esa dirección se dará el sábado en el fogueo contra el 1. FC Eintracht Bamberg, donde lo más importante, según reveló Klinsmann a fcbayern.de, es “en primera línea adaptarnos al clima” pues después de 10 días en el Golfo Pérsico cuesta acostumbrarse al frío de Munich.

Piso difícil

“Escuchamos que las condiciones de la cancha serán difíciles” dijo el entrenador. El piso del Waldstadion von Weismain está cubierto de nieve, “lo que significará para los jugadores una dificultad extra”.

Como ya sucedió en los primeros partidos de preparación contra Al Jazira (3-2) und Al Wheda (3-1), Klinsmann quiere que el sábado la mayor parte del plantel entre en ritmo de competencia, lo cual significa una extrema rotación, que sólo mermará en los compromisos amistosos de la próxima semana contra Kaiserslautern, el lunes, y contra el Maguncia, el jueves.

Ribéry con contusión, Sosa con gripa

De todas formas para el sábado el estratega del Bayern deberá prescindir de algunos de sus jugadores, la baja más destacada es la de Franck Ribéry, quien en el entrenamiento del sábado sufrió una contusión y el viernes sólo pudo hacer prácticas en el gimnasio; “no es trágico” explicó el médico del equipo, Rüdiger Degwert, pero pensando en el campeonato, y teniendo en cuenta las condiciones de la cancha en Bamberg, no se correrá ningún riesgo.

También Mark van Bommel, quien se golpeó en el viaje a Arabia Saudita, se quedará en casa; “todo luce bien con él”, dijo Klinsmann. José Ernesto Sosa tampoco será de la partida por culpa de una gripa, así como Lukas Podolski y Toni Kroos, quienes aún trabajan en su recuperación.

Poldi y Kroos se recuperan paulatinamente

“Poldi” aqueja una fuerte gripa y aún tiene que empezar con trabajo muscular, luego de la larga pausa durante el invierno, y sólo hasta la próxima semana se integrará a los entrenamientos con el resto del equipo. Kroos, en cambio, aún está lejos de volver a practicar con el plantel después de haber sufrido una lesión en su tobillo, que aunque no le depara más dolores, todavía debe curar con ejercicios de estabilización y coordinación.