presentada por
Menú
Con Donovan como novedad

El Bayern comienza la pretemporada invernal

Tras 20 días de vacaciones, comienza la pretemporada invernal del Bayern, y así la “caza” de los tres títulos. Tres semanas después del último partido de Bundesliga ante el Stuttgart, Jürgen Klinsmann recibió a sus jugadores en el centro de alto rendimiento del club bávaro, para una sesión liviana de entrenamiento, antes de partir a la noche en vuelo chárter a Dubai, donde el equipo estará entrenando durante 10 días.

Entre las novedades, se encuentra el estadounidense Landon Donovan, cedido por el Galaxy de Los Ángeles (EE.UU) por lo menos hasta el 15 de marzo, y que llevará el número 13 en su camiseta. “Está ansioso por demostrar lo que vale”, dijo Klinsmann, quien lo presento en equipo tras sus vacaciones navideñas. “Da gusto volver a vernos las caras y arrancar nuevamente”, agregó el entrenador.

Podolski debe esperar

De todas formas, el técnico de 44 años tuvo que prescindir de algunos de sus jugadores en la primera sesión del año. Los futbolistas sudamericanos viajarán directamente desde sus países al golfo pérsico, donde Christian Lell y Tim Borowski ya estaban pasando sus vacaciones. Jörg Butt y Lukas Podolski deben esperar debido a un virus gripal. Podolski viajará recién el lunes hacia Dubai.

El joven talento, Toni Kroos, tampoco participó de la primera sesión en el gimnasio junto a sus compañeros. El jugador de 18 años volvió de sus vacaciones con una lesión en los ligamentos de una rodilla y fue tratado por los médicos intensivamente. De todas maneras, Kroos viajará con todos a Dubai, donde seguirá un tratamiento específico para su recuperación.

Puesta a punto

El resto de los jugadores volvieron “en gran forma”, dijo Klinsmann, quien tras 16 partidos sin derrotas seguidos, se lamentó un poco de la pausa invernal. “Fue una pena que justo nos tocase la pausa de invierno, ya que veníamos con un gran envión”. De todas formas, opinó que “se está en otra fase totalmente distinta en comparación con la pretemporada de verano, cuando todavía había algunas falencias. Ahora estamos un paso adelante”.

El solo hecho de poder trabajar diez días bajo el sol de Dubai es una motivación extra. “Estimula a los jugadores, porque se trata de otro clima”. La prioridad en las primeras semanas es “sentar las bases en lo físico”, explicó Klinsmann. Pero el tema táctico jugará también un rol importante: “Queremos recuperar también el ritmo de juego. Al final de esta pretemporada habrán dos partidos, donde todos tendrán la oportunidad de jugar”.