presentada por
Menú
El espíritu de Dubai

'Estamos más unidos'

Cuando el vuelo charter del Bayern de Múnich aterrizó el martes por la manaña, a los componentes de la expedición se les podía ver aliviados. Después de diez días en el Golfo Pérsico y el viaje-maratón de vuelta a Múnich pasando por Jeddah, todos se alegraban de poder tomar una ducha, desayunar y de ir a su casa. Se podía entender.

La tarde del día 2 de enero, partió la expedición hacia su concentración de invierno. Después de una semana de intenso entrenamiento en Dubai, el equipo de Juergen Klinsmann jugó dos partidos amistosos de preparación: en Abu Dhabi contra Al Jazira y dos días más tarde en Jeddah, en Arabia Saudita contra Al Wheda. El equipo de Múnich se impuso en los dos partidos, pero no sólo por eso el balance que hacía Juergen Klinsmann era positivo: "Hemos hecho un buen trabajo de base. Han sido unos días muy provechosos", comentó el entrenador a FCB.tv..

En verano Klinsmann renunció a una concentración, pero ahora ha pasado todos estos días junto a sus asistentes y el equipo. "Ha sido una buena experiencia haber estado aquí", comentó el entrenador y no se refería a las impresiones que se llevan después de haber estado en tres sitios tan interesantes.

A lo que se refería era a lo que se ha respirado en el equipo durante estos diez días: armonía y unión – tanto en el campo de entrenamiento, como comiendo o en el avión. "El ambiente ha sido muy positivo. Se entretienen juntos, hacen bromas y por la noche salen juntos. Daba gusto”, dijo un Klinsmann, convencido de que el equipo está ahora más unido.

"Se nota si un equipo se entiende y se compenetra. Y yo creo, que si se está aquí, se da uno cuenta de que en estos últimos seis meses se ha formado un equipo muy unido", analizó el director deportivo Uli Hoeness durante la concentración en Dubai. Visiblemente satisfecho ha seguido en los últimos días, como el equipo ha trabajado sobre el campo muy unido y fuera de él, en la vida diaria, lo han pasado muy bien.

Hoeness está convencido, de que "el buen espíritu de Dubai" se reflejará en los resultados de la segunda vuelta. "Seremos campeones. Esto también lo dije cuando estabamos a doce puntos. Nos sentimos los campeones de invierno. Cuatro goles no es nada para el Bayern de Múnich", dijo el directivo. Sólo por la mejor diferencia de goles salvó el Hoffenheim el primer puesto ante el FC Bayern, antes de la pausa invernal.

Para Hoeness es sólo una cuestión de tiempo, el que el equipo de Klinsmann alcance el liderato. "The trend is your friend. Y nosotros tenemos la racha de nuestro lado". También a nivel internacional cree que el equipo puede llegar lejos. "Sería arrogante decir, que vamos a ganar la Champions League. Hay equipos muy importantes. Pero estoy convencido de que el equipo, en un buen día, puede ganar a cualquiera".

Si es suficiente para volver a repetir la victora del 2001 en la Champions League, se verá "a partir de ahora en las rondas del K.o." Los fundamentos para una temporada exitosa los ha puesto desde luego el Bayern de Múnich en Dubai.