presentada por
Menú
Bien armado para la segunda vuelta

Preparado para empezar a tope

El sábado respirarán los jugadores del Bayern de Múnich. Juergen Klinsmann ha dado al equipo día libre. Tres días después, disputarán el partido de octavos de final de la Copa DFB (federación alemana de fútbol) contra el VfB Stuttgart y tres días después con el encuentro que les enfrentará al Hamburgo, comienza la segunda vuelta de la Bundesliga.

Así que el calendario para empezar el 2009 no puede ser más indicativo de como se encuentra el equipo, al tener que disputar los dos primeros partidos contra contrarios tan exigentes. "Los primeros partidos son muy importantes para nosotros", remarcó Bastian Schweinsteiger, quien está convencido de que esta vez tendrán un mejor comienzo que en la primera vuelta. "Estamos en el buen camino, de ya en los primeros partidos lograr lo máximo".

Con dos empates tuvo que conformarse el Bayern de Múnich en los dos primeros partidos de la temporada. Esta vez tienen que ser dos victorias. "En verano teníamos otra situación, los automatismos no estaban logrados, ahora sí. Por eso, estoy seguro, de que conseguiremos buenos resultados", dijo Schweinsteiger.

Después de tres semanas de duro trabajo - incluyendo diez días de concentración en Dubai - y cinco victorias en cinco encuentros de preparación, los jugadores del Bayern de Múnich se siente bien armados para la segunda vuelta. "Tiene buena pinta", comentó Klinsmann después de la victoria por 5:0, en el ensayo general contra el Mainz el jueves por la tarde-noche.

"Hemos entrenado muy intensamente, nos sentimos en forma y con muchas ganas", dijo Schweinsteiger, "se nota, que los automatismos, especialmente hacia adelante, ya son muy buenos. En la defensa también estamos muy ordenados. Un par de cosas, por supuesto, tenemos todavía que mejorar, pero todo llegará". El delantero de la selección alemana está convencido de "que contra el Stuttgart ya vamos a jugar a un buen nivel".

En los dos últimos partidos de preparación contra rivales difíciles, Kaiserslautern y Mainz, el Bayern de Múnich logró siete goles y no encajó ninguno. De ahí la confianza y las ganas con las que el equipo encara la segunda vuelta, en la que todo se decidirá. "Me alegro, de que la cosa se ponga seria", dijo Luca Toni, "ahí se verá, de lo que somos capaces".