presentada por
Menú
¿Se queda Van Bommel?

"Ya se va a decidir por nosotros"

Hay un tema para hablar entre Mark van Bommel y el Bayern: el 30 de junio de este año finaliza el contrato del jugador del seleccionado holandés con el club muniqués. La decisión sobre la continuidad del jugador de 31 años en el Bayern no está tomada todavía, pero se sabrá pronto. “Los directivos del Bayern me hicieron una oferta que ahora estoy evaluando. Tengo hasta finales de enero para darles mi respuesta y me tomaré ese tiempo”, dijo el capitán el martes en el campo de entrenamiento de Dubai.

Van Bommel dijo que en principio él está dispuesto a quedarse. “Me siento muy bien en el Bayern y prolongaría mi contrato con gusto, pero no bajo cualquier condición”. El club le hizo una oferta por un año, por su parte, Van Bommel (“estoy en muy buena forma y siento que puedo rendir en los partidos importantes”) desearía un contrato por más tiempo.

"En este momento no vemos que eso sea posible, por eso tendrá que aceptarlo así", dijo Uli Hoeness sobre este tema en la entrevista con FCB.tv y dio a pensar: "Personalmente creo que si aquí juega bien, cosa que actualmente sin duda hace, se puede prolongar su contrato cada vez, y eso uno, dos, tres, cuatro o cinco años".

Hoeness espera tranquilo la respuesta de Van Bommel y a su vez optimista. "Él sabe muy bien lo que tiene con el Bayern, por eso le cuesta decidirse contra el club, a pesar de que tal vez esté un poco enojado. Pero pienso que al final se quedará con nosotros".

Van Bommel vino a Múnich en el verano de 2006 cuando acababa de ganar la Liga de Campeones con el Barcelona y pronto se convirtió en uno de los jugadores líderes. Al comienzo de la temporada, Jürgen Klinsmann lo nombró capitán del equipo, en reemplazo de Oliver Kahn, pero en un par de partidos lo dejó en el banco.


Van Bommel se lleva bien con Klinsmann

"Si el entrenador opina que no puse en práctica lo que él esperaba de mí, me sienta en el banco y yo intento hacerlo mejor", dijo Van Bommel y remarcó: "Tengo una buena relación con el entrenador. Demostré que merezco estar en el equipo".

Klinsmann está seguro de que la incertidumbre sobre el futuro deportivo del capitán no tendrá repercusiones negativas en su trabajo y en su rendimiento. "Con su experiencia, no le representa un problema sobrellevar por un tiempo esta situación. Pienso que está muy motivado para la segunda vuelta", dijo Klinsmann y enfatizó: "Mark es un líder para el equipo, es el capitán".