presentada por
Menú
"Ha evolucionado mucho"

Rensing se afianza como número uno

¿Sabía que Michael Rensing ya ha conseguido tres veces el doblete con el Bayern? Probablemente no, lo que no es muy sorprendente, ya que hasta hace poco el joven de 24 años se encontraba casi siempre en segundo plano.

Durante cinco años fue el suplente de Oliver Kahn en el arco del Bayern. Cuando el Titán finalizó su carrera el verano pasado, Rensing pasó a ocupar su lugar. “Disfruto siendo el número uno“, dijo el lunes en Dubai.

Desde hace medio año, Rensing defiende su lugar entre los postes en cada partido. Fueron seis meses muy intensos, en los que adquirió mucha experiencia, tanto positiva como negativa. “Durante los primeros meses, no todo salió bien en la defensa, también por mi culpa. Pero últimamente todo comenzó a salir mejor, los últimos dos meses fueron más bien geniales”, opinó el ex arquero del sub 21.

“Ha crecido“

Si a comienzos de la temporada se podía notar en alguna que otra situación la falta de experiencia, en las últimas semanas Rensing ha evolucionado tanto en los tres campeonatos que con algunas paradas muy buenas, ha salvado a su equipo de goles en contra. Rensing dice: “Gracias a la experiencia de juego he encontrado mi ritmo”.

“Vemos su evolución como muy positiva“, dijo Jürgen Klinsmann en Dubai. Para Rensing no fue fácil cubrir el puesto que dejó vacante Oliver Kahn, uno de los mejores guardametas de todos los tiempos. “Internamente hemos conversado muchas veces, para dejar en claro que hay que darle tiempo. Hay que permitirle cometer errores y dejarlo que crezca gracias a ellos. Y para nosotros lo ha hecho”, afirmó el entrenador del Bayern. “Tanto como guardametas como personalmente ha hecho grandes progresos”.

Rensing, con ganas de aprender

“Es bonito escuchar elogios“, dijo Rensing, quien al comenzar la temporada tuvo que soportar algunas críticas de los medios. Pero hasta su antecesor Kahn, dijo en una entrevista, que con los guardametas jóvenes hay que tener paciencia. Kahn también cometía errores en sus comienzos en el Bayern. “Mi primer temporada fue un desastre. No fue todo maravilloso, ¡más bien todo lo contrario!, dijo hace poco el Titán.

“Michael tiene que lograr constancia, pero justamente con los guardametas esto lleva más tiempo que con otros jugadores”, explicó Klinsmann, quien ve la evolución de Rensing como “positiva y ejemplar”: “Para nosotros hace muy bien su trabajo y nosotros por nuestro lado no nos hacemos tanto drama si entra alguna pelota que quizás podría haber sido atajada”. Rensing quiere superarse siempre. “Presto atención a lo que puedo mejorar, también a mis virtudes”, señaló el joven arquero.

Demasiados goles en contra en la primera vuelta

Rensing acepta muy bien las críticas constructivas, sólo le molesta que se compare constantemente con la temporada pasada. Con sólo 21 goles en contra, el Bayern logró en ese entonces un nuevo récord en la Bundesliga. “Ahí también participé en diez partidos, de los que en siete no nos convirtieron ningún gol”. No es posible hacer cada año un nuevo récord, dice Rensing aunque acepta: “Es verdad que en total nos hicieron muchos goles”. Al finalizar la primera vuelta fueron 24 goles, sólo en 3 partidos terminaron sin goles en contra.

En los últimos dos meses, la defensa fue desarrollando cada vez más estabilidad. “Debemos mejorar aún más en defensa, estar más compactos”, exigió Rensing. “En el caso de que saliéramos campeones, la cantidad de goles en contra daría igual”. Este sería su cuarto campeonato, pero su primero como número uno. Para Rensing sería un título muy especial.