presentada por
Menú
Movimientos, coordinación, táctica

Se trabajan los automatismos

El tiempo se portó bien con el equipo. Cuando después de volver de la concentración de invierno en Dubai, Abu Dhabi y Jeddah, los jugadores acudieron el miércoles al campo de entrenamiento en Múnich, la temperatura en el termómetro ya no era tan fría como las últimas semanas y había subido hasta marcar los cero grados centígrados. El shock por el cambio de temperatura para los jugadores, acostumbrados al sol de la península arábica, fue menor de lo que se temía. Ribéry, Toni y Altintop se atravieron incluso a salir al campo en pantalón corto.

Se practicaron diferentes posibilidades de juego y por supuesto hubo carreras de resistencia. Estas últimas irán ocupando cada vez menos tiempo, en esta segunda mitad de la preparación de invierno – 12 días de trabajo han pasado ya y otros 13 le queda por delante al equipo antes del primer partido. "Tras el trabajo base en Dubai y Abu Dhabi, sigue el trabajo de condición física, pero combinado cada vez más con elementos futbolísticos", explicó Juergen Klinsmann a fcbayern.de.

El eje del entrenamiento va cambiando. El objetivo es ir cogiendo el ritmo para el inicio de la segunda parte de la temporada, el próximo día 27 de enero, con el partido de la Copa DFB (federación alemana de fútbol) que jugará el equipo contra el VfB Stuttgart y tres días más tarde, día 30, contra el Hamburger SV (Hamburgo) en encuentro de la Bundesliga. Para ello el Bayern de Múnich disputará tres amistosos contra el Bamberg (sábado), Kaiserslautern (lunes) y Mainz (jueves).

"En estos partidos queremos trabajar en la coordinación, los movimientos y elementos tácticos, para recuperar cuanto antes los automatismos del equipo", dijo Klinsmann, que quiere evitar las dificultades de los inicios, como ocurrió a principios de temporada. "Queremos empezar la segunda vuelta con más constancia", insistió.

Por ello se sudará bastante en las próximas dos semanas. "La intensidad con la que hemos trabajado desde el primer día, la mantendremos hasta poco antes del partido contra el Stuttgart", dijo el entrenador. Pues: "Queremos que los chicos se encuentren bien, para ir a tope desde el principio".